En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

PARIS TROUT

Autor: PETE DEXTER
ISBN: 9788433911599
Género: Literatura contemporánea
Editorial:ANAGRAMA
Edición: 1988
Número de páginas: 360


Ficha creada por Faulkneriano

ORINA EN LOS PANTALONES
5 con 4 votos

William Faulkner o Tennessee Williams siempre figurarán en el nivel más elevado entre los grandes hombres de la literatura del Sur (mujeres también ocuparon parte de ese espacio, por mucho que les joda a algunos puristas, piensen en Flannery O’Connor mismamente…), total que nadie con dos dedos de frente lectora sería capaz de cuestionarlo, pero si nos preguntásemos que otros nombres fueron capaces de seguir esa estela es más que probable que a poca gente les suene el nombre de Pete Dexter, servidor lo acaba de descubrir en 2017 casi treinta años después de la aparición de la excelente novela que aquí nos ocupa, 3ª de las que ha escrito –sí, creo que todavía está vivo- su autor hasta la fecha y ganadora del prestigioso National Book Award en 1988; intentaremos que no sea la última que tenga la oportunidad de leerle aunque seguro que no será nada fácil encontrar el resto de su obra: esta la encontré en una tienda de libros de 2ª mano al módico precio de 2€, pocas veces una inversión tan irrisoria supuso un triunfo tan contundente para un buscador de joyas literarias escondidas en las alforjas del tiempo…

Narrada desde el prisma caleidoscópico de una distante 3ª persona, la mirada ‘juiciosa’ de un autor que evita posicionarse a favor o en contra de cualquiera de sus protagonistas principales, la novela se divide en 9 partes centradas en algunos de los personajes que conforman la trama argumental que gravita, siempre o casi siempre, en torno a la figura de Paris Trout (un prestamista esquizofrénico que además regenta un negocio donde vende un poco de todo a la vez que compra el alma de todo aquel que se atreva a traspasar las puertas de su establecimiento, lectores incluidos… él tiene la 6ª parte aunque su sombra está presente en toda la novela); estos personajes principales, entre otros, son: Rosie (una adolescente de color de 14 años, en representación de su numerosa familia adoptiva, que tiene el ‘honor’ de abrir la historia en la 1ª parte, Caperucita negra y el zorro que la mordió…), Seagraves (el abogado de Trout e hilo conductor de casi todo lo que ocurrirá en el transcurso de la acción… para el son la 2ª y la 4ª parte, grandioso carácter), Hanna (la esposa de Trout, un personaje exquisito, nunca la olvidaré… para ella son la 3ª y la 9ª y última parte), Carl Bonner (otro de los abogados de la historia, el de Hanna, la juventud del pueblo en contraposición con la vieja escuela de la justicia que representa Seagraves, personalmente me cae como el culo, además lastra un pelín la narración, pero Dexter le regala las partes 5ª y 7ª… te entiendo tío, pero ¡lástima, Pete!).

Localizada en Cotton Point (Georgia) en los primeros años 50’ del siglo pasado, un lugar pequeñajo que fue rico antes de la guerra y que ahora vive todos esos prejuicios raciales que ustedes pueden imaginar en su máxima expresión y que son el detonante de toda la historia que aquí sucederá, los cuales Dexter narra de manera sumamente adictiva desde ese principio tan de altos vuelos hasta que al final haga saltar por los aires, literalmente, toda la violencia contenida en el nudo de la trama. A pesar de algunos altibajos narrativos (posiblemente debidos a una traducción pelín defectuosa para la edición de Anagrama, encontré una docena de faltas graves de ortografía que sin embargo no distorsionan el núcleo de la narración…), me gustaría aplaudir fervorosamente la manera en que Dexter compagina los episodios violentos (duros a la manera de Donald Ray Pollock para quién lo conozca, o sea que póngales dos rombos a su sensibilidad lectora en algunas partes puntuales…) en contraste con los pasajes sensuales, de una ternura sobrecogedora y extremadamente sutil en lo que a la sexualidad se refiere (¡Bravo, Pete!), especialmente los localizados en la relación adúltera Hanna-Seagraves. En su conjunto, una lectura absorbente que no dejará indiferente a nadie, una novela de esas que consigue esculpir a golpe de martillo y cincel su pequeño nombre en la historia de la literatura del Sur… del profundo Sur.-

Escrito por Krust hace 21 días, Su votacion: 8

Faulkneriano hace 21 días

Buena reseña, Krust. Dexter es, desde luego, un más que digno continuador del dream team sureño de los años 40-50, y Paris Trout una excelente novela: la mejor inversión que se puede hacer con dos euros, desde luego.

Y Amor fraterno, para mi gusto, es todavía mejor. Un autor para recordar.

Volsung hace 21 días

Nunca había oído hablar de este escritor. Gracias por facilitar el descubrimiento. Me la apunto para curiosear más adelante.

Krust hace 21 días

Así es, Faulk, me parece una novela muy interesante (excelente construcción de personajes, muy buen tempo en el pulso narrativo por parte de Dexter…) a pesar de algunos pequeños matices que se le pueden perdonar al autor si hablamos del conjunto de la novela que es lo que yo siempre hago al final intentando valorar el debe y el haber en su justa medida: por ejemplo. es una pena que los personajes negros desaparezcan a partir del primer tercio para centrarse exclusivamente en lo que acontece con los blancos de la historia, quiero decir que igual con 50-100 páginas más narrando lo que sigue sucediendo en los Bottoms (el asentamiento de la comunidad negra) hubiera conseguido ser todavía una novela más redonda, aunque entiendo ese ‘ninguneo protagonista’ porque suena tan real como lo era la vida misma por entonces en cualquier rincón de Georgia donde los negros, lamentablemente, no eran más que personajes secundarios en la vida cotidiana de los blancos, cuando en el fondo tanto unos como otros son/eran peña de color…

Ya veo que tienes el maratón Dexter cubierto, eso es todo un puntazo a tu favor si hablamos de un autor tan minoritario. Estaría bien que los de Anagrama o alguna otra editorial apostaran por reeditarlo para que llegara a más gente. Por mi parte, y por poco que pueda, intentaré leer alguna otra novela suya o todas si tengo ocasión, que no son tantas, si consigo hacerme con ellas. Un autor para recordar como tú comentas (tengo dos imágenes de esta novela que, a dios pongo por testigo, no olvidaré jamás…), y un autor a reivindicar, visto como está el patio literario actual, sin duda.-
*Yo tampoco lo conocía, Volsung, topé con la novela, la husmeé, me gustó y la pillé, así sucede a veces con los libros con los que uno se cruza a lo largo de una vida…

Salut! (Aquí brindando con una cerveza fresquita, sírvanse ustedes mismos lo que les apetezca. Por cierto, un detalle muy importante en la personalidad del personaje de Paris Trout y que igual no recuerdas, Faulk: en un pueblo donde corre el alcohol por doquier, él sólo bebe agua mineral embotellada, hasta aquí puedo contar, parece un detalle intrascendente pero no lo es en absoluto… si alguien se anima a leer el libro seguro que acabará entendiendo a la perfección lo que quiero decir con este pequeño detalle..;-)

Faulkneriano hace 20 días

Anagrama publicó todas (o casi todas) las novelas de Dexter, que no son tantas, con puntualidad, pero quizá en aque momento había exceso de oferta de escritorees norteamericanos (Auster, irving....) y los lectores españoles no le hicimos mucho caso. No debe ser muy popular: de hecho, nadie se ha ocupado de hacerle un hueco en la Wikipedia en español (un indice de popularidad, todo lo grosero que se quiera, de cualquier escritor). Tampoco ha tenido mucho éxito en el cine: Paris Trout es solo discreta (y no creo que Dennis Hooper sea el mejor de los Paris posibles) y El chico del periódico fue en su momento todo un fiasco, pese a (o a causa de) Nicole Kidman.

Y no, no recordaba lo del agua mineral. Lo que sí recuerdo, y tú mismo cuentas en tu reseña, es que, a pesar de que parecía la opción más fácil, Dexter no se centraba en el excelente villano (como sí lo hacía, pongo por caso, El asesino dentro de mí, de Jim Thompson, otra novela con malo malo) sino que opta por una perspetiva poliédrica, a lo Faulkner (hasta cierto punto, claro)

Guille hace 20 días

Fantástica reseña, Krust, de esas que son tipo Quina Santa Catalina, que te abren el apetito de modo instantáneo. Y gracias por descubrirme al autor. Solo espero que todavía se puedan encontrar por algún lado.

Poverello hace 20 días

Pues acabo de descubrir que en la biblioteca de Córdoba hay dos obras suyas, aunque esta en concreto, no.

De paso he visto que fue el guionista de Mulhollnad Falls. Qué cosas.

arspr hace 20 días

Como siempre, confío ciegamente en tu criterio. Anotado a la lista de futuribles...

Krust hace 20 días

No he visto la película, la verdad ni me sonaba, cuando investigué acerca de ella vi que era una adaptación para TV y de hecho no sé ni si llegaron a estrenarla en pantalla grande pero mientras leía la novela pensé que el papel de Paris Trout le iba como anillo al dedo a Dennis Hopper, también me pareció muy adecuada la elección de Ed Harris para interpretar a Seagraves y es que ambos me parecen excelentes actores. Me chocó mucho, eso sí, que el papel de Hanna (que Dexter describe en la novela como una mujer de 46 años con muchísima personalidad y que a mí me ha robado el corazón lector…) se lo adjudicaran a Barbara Hershey; bueno, lógicamente no puedo opinar nada más al respecto…

Supongo que no será una empresa tan complicada, Guille, mira a Poverello como ya tiene un par de liebres en el punto de mira :-) No me extrañaría que “El chico del periódico” sea la más sencilla de encontrar, veremos-leeremos…

Pues ya contarás, Arspr, como comento en la reseña en referencia a la peña que ya conoce a Pollock seguro que le encuentras algún que otro nexo en común (en el tratamiento de la violencia básicamente), por aquí seguimos a la espera de la inminente llegada de “The Heavenly Table”…

Debes estar logueado para escribir un comentario