En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

WARLOCK

Tendencia a subir 6.25
4 votos
Portada de WARLOCK

Comprar WARLOCK en Amazon.es

Autor: OAKLEY HALL
ISBN/ASIN: 9788481098082
Género: Ficción literaria
Editorial: GALAXIA GUTENBERG
Fecha de edición: 2009

Sinopsis:
Agosto de 1880. La canícula y la densa neblina desdibujan los contornos de la ciudad fronteriza de Warlock, un lugar huérfano de ley donde el robo, las reyertas y el crimen están a la orden del día. El puesto de ayudante del sheriff pesa como una maldición sobre quién se atreve a ocuparlo; pocos tienen el valor de intervenir en las trifulcas entre mineros borrachos y fulleros, y menos aún de enfrentarse a la banda de cuatreros liderada por Abe McQuown. Pero un nuevo pistolero ha llegado a la ciudad. Armado con sus Colt Frontiers de oro, Clay Blaisedell acepta el reto que le ofrece el Comité de Ciudadanos de ser el nuevo comisario de Warlock. Pero tal vez su temple y sus revólveres no sean suficientes para implantar el orden en una ciudad que devora a un hombre cada mañana. Oakley Hall fue finalista del Premio Pulitzer en 1958 con esta novela, con la que dio inicio a un ciclo de libros sobre la historia del Oeste americano.

 
Ordenar reseñas:

NO ES SOLO UNA NOVELA DEL OESTE
5 con 3 votos

Me ha gustado muy mucho esta novela.

Alguno habrá que se acuerde: tarde de sábado, película en la tele, justo después de Heidi o Marco o los mosqueperros, una del oeste. Más tarde, justo con el primer anuncio tras terminar la película: mamá, me voy a la calle!!!. Todos íbamos bajando y todos habíamos visto la misma película, y quién más quién menos traía una pistola, un sombrero, la estrella de sheriff... estaba claro, jugaríamos a dispararnos unos a otros, aunque no sin haber discutido antes quienes serían los malos y quieres serían los buenos.

Pero Warlock no es una novela del oeste, no solo, y la película en ella basada no le hace justicia (El hombre de las pistolas de oro se tituló aquí. Sabía de los protagonistas y mientras leía encarnaba a los personajes en esos míticos actores -Richard Widmark, Henry Fonda y Anthony Quinn-; al terminar fui a comprobar quien interpretó a cada uno... no di ni una, y es que hay cada director de reparto). Warlock es una novela épica y mítica donde lo dioses y demonios creados por el populacho devienen en demasiado humanos, como todos los dioses, por otra parte. Los buenos no lo son tanto o no lo son o no lo han sido siempre y los malos, pues tienen sus cosas, sus formas de hacer, de pensar, con lealtades que están por encima de otras consideraciones, aunque también los hay hijos de puta, dignos seguidores de una larga saga de hijos de puta.

Si en otro sitio dije que Germinal era las uvas de la ira francesa, este otro puede ser en algunos aspectos el germinal del oeste americano: hay mineros, sindicalistas -trepas e idealistas-...

"Es una triste verdad que la lucha por la causa de las masas siempre la encabezaban hombres ambiciosos, hambrientos de poder, astutamente egoístas, y no los humanistas ni los idealistas; y mejor que así fuera."

... también está el patrón sin entrañas, problemas laborales, huelgas.

"la paz surge de la guerra, no de la razón... así había sido siempre, y las revoluciones las hacen los hombres que conquistaban, o morían, y no ideas descoloridas en cerebros grises."

Y sí, por supuesto, también hay pistoleros, sheriffs, jugadores de cartas, vaqueros, cuatreros, diligencias, saloones, la puta, la santa, poca ley y menos justicia. Indios no, esos ya eran casi pasado en esta historia, aunque sus fantasmas todavía estén muy presentes. Pero lo que no es pasado son los temas que en este libro se tratan.

El autor parte de una sociedad en ciernes, donde confluyen multitud de personajes con estados de evolución social muy distintos y con concepciones de la justicia y del orden muy dispares. Una novela coral en la que los personajes principales, retratados maravillosamente en sus miedos, debilidades, inseguridades, aspiraciones, pecados y problemas morales y de identidad, se encuentran envueltos en una sociedad que los encumbra con la misma rapidez que los derrumba, como una gran marea atizada por vientos/rumores que nadie sabe de donde parten (interesante como el autor va intercalando en el relato del narrador las consideraciones que uno de los comerciantes del pueblo recoge en forma de diario).

"Los hombres son como el maíz. El sol los quema, la lluvia los empapa, el invierno los congela y la Caballería los pisotea, pero a pesar de todo continúan creciendo. Y nada de eso importa mientras haya whisky."

Todo eso y además contado con una intensidad que te engancha desde el comienzo y no te suelta hasta el desenlace final. Una gozada de libro, ñoras y ñores.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 8