En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

SERÁS VAPOR ANTES QUE LLUVIA

9
1 votos
Portada de SERÁS VAPOR ANTES QUE LLUVIA

Comprar SERÁS VAPOR ANTES QUE LLUVIA en Amazon.es

Autor: LUIS RODRÍGUEZ RIVERA
ISBN/ASIN: 9788496822191
Género: Literatura contemporánea
Editorial: 451 EDITORES
Fecha de edición: 2007
Número de páginas: 285

Sinopsis:
Coverhill, Inglaterra, finales del siglo XIX. Los vizcondes de Shropshire, incapaces de adaptarse a los avances de la revolución industrial y con el servicio al borde del motín, ponen el futuro de su fábrica de telas en manos de un ingeniero español. Más empeñado en conseguir los favores de Margaret, la rebelde y sufragista heredera de la familia, que en acabar con la interminable construcción de un extraño telar de su invención Joan Rius deberá enfrentarse al socialista utópico Delany, vecino y novio secreto de Margaret y a las oscuras pretensiones matrimoniales del empresario Blackmore.

Ficha creada por arspr

 
Ordenar reseñas:

MINI TITUS GROAN
5 con 1 votos

Lo de este autor está siendo una verdadera sorpresa. Menos mal que el azar hace tiempo que me llevó al Hombre Buitre y que no me echó para atrás la incierta presentación de "El Incierto", (valga la redundancia).

Este libro me ha recordado mucho a Titus Groan (aunque es más corto). Y por tanto creo que puede gustar y aburrir a partes iguales a aquellos a los que Titus les provoque las mismas sensaciones.

El libro es, como en Titus, prácticamente una descripción continua. Aunque aquí es más sobre los personajes (y su intrahistoria), y Coverhill (el lugar) tiene muchísimo menos peso que Gormenghast. Los personajes sí son mucho más análogos. Y lo son por la caterva de histriónicos pero a la vez perfectamente humanos y creíbles que pululan por sus páginas y cuya fricción irresoluble, cuyas ambiciones y debilidades que les enfrentan, atan y separan, (todo junto, mezclado y empastado), forman el gran conjunto de la novela. Siempre con un humor sutil (muy inglés y lacónico como la ambientación de la historia) que adereza las pequeñas mil reflexiones sobre nuestra sociedad y sus entresijos que se intercalan perfectamente entre las peculiaridades de cada personaje.

Y este es el núcleo y prácticamente el 90% de la novela. Cómo Luis Rodríguez ha construido semejante "manicomio" y que este fluya cuando, si lo intentas explicar de antemano, cualquiera te diría que estás loco, que semejante majadería no tiene ninguna forma de ser conducida hacia adelante.

Además y como ya he anticipado, es que en la novela no pasa prácticamente nada. Lo único que ocurre es la final y previsible colisión frontal simultánea originada por todo el planteamiento de personajes antagónicos que previamente se ha hecho. Pero incluso esta colisión y su resolución son francamente buenas, de nuevo cuando a priori no habría apostado ni un duro por ella.

Tan bueno (y disparatado) es el ecosistema creado que Luis Rodríguez lo utiliza como trasfondo para los personajes secundarios de "El Incierto", (son descendientes de algunos de los que pululan por aquí). Y me va a forzar a releer (al menos parcialmente) esta novela porque ya cuando la leí estuve con la mosca detrás de la oreja, (sale en algún momento el "falso" refrán que da título a esta), y tuve la sensación de "vaya locura extraña para darle pasado al tío este que se ha montado el autor". Ahora entiendo muchísimo más este punto y me apetece analizar la evolución "natural" de la novela, aunque no sea ni mucho menos necesario para entender la trama principal de su "continuación".

Escrito por arspr hace 29 días, Su votacion: 9