En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

ROCK SPRINGS

Tendencia a subir 8.6
5 votos
Portada de ROCK SPRINGS

Comprar ROCK SPRINGS en Amazon.es

Autor: RICHARD FORD
ISBN/ASIN: 9788433967695
Género: Narrativa
Editorial: ANAGRAMA
Fecha de edición: 2004

Sinopsis:
Diez narraciones ambientadas en Montana, un lugar semisalvaje, un paisaje frío e inhóspito, el desconocido corazón de una América periférica. En este contexto solitario se mueven los personajes, vidas a la deriva, gente fracasada bordeando el abismo, las situaciones límite. Unos personajes que parecen llegar estoicamente al final de su viaje, a la última frontera; gente sorprendida en aquel momento de atónita suspensión que precede a un cambio decisivo.

 
Ordenar reseñas:

UNA OBRA MAESTRA
5 con 2 votos

Empecé "¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?" de Carver, al mismo tiempo que terminé "Rock Springs", de Ford. No hay por qué compararlos, ¿cierto? Nadie nos obliga a ello y hasta podría ser considerado innecesario. Sin embargo, cuando se leen varias cosas al mismo tiempo, y más si éstas son del mismo género o estilo, esto pareciera ser inevitable. Bueno, Ford es un millón de veces mejor que Carver, desde mi punto de vista, claro. Carver cuenta historias simples, mediante una prosa simple, pero en él todo es simple; no tiene matices, no hay puntos fuertes (tampoco flojos), y sus personajes no tienen nervios, ni sangre, tan sólo se limitan a vivir como autómatas, sin melancolías, ni odios, ni rencores, ni contradicciones, ni grandes alegrías, ni agobios, ni sueños... Los de Ford, por el contrario, se mueven en un mundo ordinario -el nuestro-, pero sienten, están vivos, son miserables y hacen miserables a los demás, o chapucean brevemente en la felicidad o el éxito; no son meros pedazos de carne con cierta voluntad que los mueva, que van de acá para allá sin ton ni son. Son personas, con todos sus claroscuros lógicos y normales.

Amé a Ford en estos diez relatos que componen a Rock Springs (1987). El contraste con Carver hizo que lo dejara -a Carver- de lado para leer el último -y eso que lo demoré lo más posible- relato del libro; lo bien que hice. Es una total belleza, y está lleno de emociones... La vida de sus personajes están llenas de dolor, pero también de alegrías, por más transitorias que éstas sean...

Otro punto distintivo, es que los cuentos de Carver terminan abruptamente, dejando las historias inconclusas, y si bien sé que es adrede, que es como cortar un retazo de la vida de cualquiera y ponerla luego por escrito, me parece que no es demasiado interesante (al menos hasta ahora, aclaro, porque tal vez no di aún con "el libro" adecuado de Raymond). Richard Ford también deja, de alguna manera, sus historias sin concluir, pero en el medio, crea historias dentro de historias, si bien laterales, que terminan formando un todo, y por el cuál uno comprende mejor a los protagonistas, dando una imagen más amplia, enfocando varios aspectos no menos importantes que el de la trama principal.

Ford me hace sentir todo el peso y la carga de la vida de una manera brutal, pero sin destruir mi espíritu; es decir, no abusa del golpe de efecto, no echa mano a historias tristísimas, sino que simplemente retrata un poco el vaivén que todos padecemos en ciertas etapas de nuestras vidas... Describe majestuosamente sin ser meloso, corta los momentos dolorosos a tiempo, como si no le diera tanta importancia o, al menos, como si él mismo no quisiera que tuvieran la relevancia que muchas veces sí tienen dichos pasajes o vivencias.

Y todos sus personajes están solos. Aún acompañados, están o estarán solos. Y esa daga apuñala de modo más eficaz si quién lo lee siente de manera similar o barrunta un futuro idéntico. Por eso este tomo estará entre mis preferidos de siempre a la hora de elegir un libro de cuentos, ya sea para releer o para recomendar. Y seguro cambiará, mutará su significado con el paso de los años, como ocurrirá con nuestros días y nuestras noches, aciagas o felices, quién sabe?

Montana, Great Falls... lagos, montañas, rutas, tan vastas y desiertas como el corazón del hombre.

Escrito por nikkus2008 hace 23 días, Su votacion: 10