En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LOS RECONOCIMIENTOS

8
3 votos
Portada de LOS RECONOCIMIENTOS

Comprar LOS RECONOCIMIENTOS en Amazon.es

Autor: WILLIAM GADDIS
ISBN/ASIN: 978-84-15601-76
Género: Literatura contemporánea
Editorial: SEXTO PISO
Fecha de edición: 1955
Número de páginas: 1376

Sinopsis:
El reverendo Gwyon deja a su hijo, recién nacido, en Nueva Inglaterra y viaja a la católica España. En el viaje perderá a su esposa y en los años pasados en Europa perderá, también, su convencimiento religioso. A su vuelta educará a su hijo Wyatt Gwydon con una permanente contradicción entre su posición como reverendo del pueblo y su falta de fe tanto en su propia religión como en el hecho de que Wyatt estudiara para ser , él también, reverendo. Un atribulado Wyatt atraído por la pintura desde pequeño, decidirá ser pintor, pero su interés derivará a la restauración de cuadros antiguos y de ahí a la copia, exacta, de ellos. Lo bello del mundo no está en lo nuevo. La perfección y la realidad no se encuentra en lo inmediato, apareció y desapareció con los cuadros y los pintores antiguos. De la figura de Wyatt surgen un sinfín de personajes paralelos o tangentes que muestran la vida social y cultural de los Estados Unidos de los primeros 50 años del siglo XX. Wyatt es el reflejo de una estado moral , social o artístico donde definir la belleza es un mero entretenimiento social , en los que el snobismo , el desinterés, la falta de valor artístico o el obsceno comportamiento mercantilista del mundo del arte, reduce la capacidad de la creación propia y es la copia la única manera de crear una Obra de Arte. Sin embargo ello demuestra , en sí mismo, una bajeza moral y creativa, por las que , el propio Wyatt se mete en el mismo círculo de donde huye.

Ficha creada por Faulkneriano

 
Ordenar reseñas:

OTRO OBELISCO GADDISIANO
5 con 2 votos

Los Reconocimientos es una novela con una historia sencilla, pero de estructura embrollada.

Podemos disecar dos bloques, casi novelas paralelas, dentro del libro. Por un lado Wyatt, el hijo del reverendo y pintor, cuyo tema es la trascendencia. Por el otro Otto, aspirante a dramaturgo de casa buena, y la contemporaneidad.

Entre una y otra hay diversos personajes puente. Ester, esposa de Wyatt y fantasía de Otto, Sinisterra el Falsificador, Esme (la bella heroinómana)... Suturan la brecha entre uno y otro bloque. Sin embargo, entre ambos, el personaje vínculo clave, la sangre del libro, es la idea del arte. El arte en tanto que elemento hacia la trascendencia, el arte en tanto qué papel puede tener en la sociedad actual del libre mercado y la industrialización.

En una y otra novela hay distintos personajes que simbolizan y representan matices de esos temas.

LA TRASCENDENCIA

El padre de Wyatt, la absurdidad de la religión, concretamente la cristiana, que no es más que una doctrina teológica solar como tantas otras. Paralelismo Cristianismo – Zoroastrismo. Un capítulo muy potente en una iglesia decimonónica de la Nueva Inglaterra puritana. Ídolos de Oro, pintadas, ventanas cegadas, toros, multitudes y curas derrapando por la suave campiña del Este.
Basil Valentine y Recktall Brown, el pack. El crítico corrupto, la falacia de la calidad artística como objetivable, como equivalente a la verdad filosófica. El mecenas, el arte como condimento del dinero y el poder, como viga sustentadora y capaz de darles un sentido trascendente, maquillar con estética conductas narcisista y codiciosas, crueles.

Hubo momentos, perdido entre la multitud de referencias, pasajes en latín, conspiraciones internacionales y, básicamente, la palabra Vaticano una y otra vez, que parecía estar leyendo el código da vinci…

CONTEMPORANEIDAD

El publicista que quiere aprovechar la canonización de una niña violada años atrás y termina por protagonizar su sensacionalista anuncio en un dramática paradoja. La bohemia, la parte más autobiográfica en que Gaddis explota su pasado como miembro de la burguesía acomodada y civilizada del Este estadounidense, las fiestas, la mezcla de los barrios altos con los uderground (Hanna se lava en los baños del metro) con el pretexto de una postura estética común. El artista creyente, el artista inmoralmente ateo (dostoyevskiano), el pretencioso, el que ahora llamaríamos cultureta y que plagia sin parar que no veas, la rebeldía hueva de conocimiento y auténtico respeto por lo que las personas pueden hacer, que no producir.

Una idea curiosa en el libro. La originalidad: el refugio de los mediocres, de los que no saben ni pueden seguir a sus mejores maestros. Si alguien ahora pintara como Picasso probablemente le criticarían diciendo que eso ya lo hizo Picasso. ¿Y qué? ¿Acaso no es “oficialmente brillante” lo que el hizo? El mercado exige novedad mucho más que calidad. Nos exigimos novedad, ingenio, más que conocimiento de reglas clásicas de estándares de calidad anteriores a nosotros.

Primera novela ambiciosa y potente, pero también pretenciosa. Con un tono muy culto. Más filosófica que narrativa, en la línea de las ideas de JR, con lugar para el humor en muchos de sus capítulos. Un humor entre el absurdo y el negro. La trama, como tal, podría desarrollarse en trescientas páginas o menos. Es un libro para quien busque el placer de la lectura. Entre los reconocimientos o cuatro novelas de páginas ¿qué elegir? Depende del temperamento lector. Si se va deprisa, no se termina, es una lectura para fondistas. Los Reconocimientos es una novela que muy pocos podrían escribir, pero también creo que es una novela que muy pocos querrían haber escrito. Le pongó un siete porque JR me gustó más.

Escrito por Volsung hace mas de un año, Su votacion: 7