En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

PATRIA

Tendencia a subir 6.8
5 votos
Portada de PATRIA

Comprar PATRIA en Amazon.es

Autor: FERNANDO ARAMBURU
ISBN/ASIN: 9788490663196
Género: Literatura contemporánea
Editorial: TUSQUETS EDITORES
Fecha de publicación: 2016
Fecha de edición: 2016
Número de páginas: 646

Sinopsis:
El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo.
El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Ficha creada por FAUSTO

 
Ordenar reseñas:

CREO QUE EL AUTOR TAMPOCO LO ENTIENDE
5 con 5 votos

Bueno una pequeña decepción por motivos que voy a intentar indicar con muuuucho cuidado dado lo espinoso (y emocional) del asunto en estos momentos y en este país (España). (Vamos que a nuestros compañeros latinoamericanos lo mismo es como si les hablasen de capar ranas).

El tema de ETA (y en general de los nacionalismos) me da un perezón, una desgana y una desidia tremenda. Pero dadas las buenísimas críticas que en general cosecha el libro pues me animé a leerlo. Y me animé a leerlo por la, en principio, supuesta globalidad del libro en narrar "el conflicto" (obsérvense las comillas) sin aspavientos, panfletos, ni tergiversaciones, y sobre todo desde con una mirada desde todos los ángulos, incluyendo por supuesto el abertzale.

Y de hecho por este último punto es por el que me decidí a leerme el libro. Porque, de verdad, de todo corazón, sin querer ni exagerar, ni hacer guasa, ni nada por el estilo, que no está (ni estaba) el horno para bollos en este país, (insisto en que de Mexico hacia abajo tienen permiso para desconectar...), pero simplemente es que por algún problema mental propio me declaro absolutamente incapaz de entender los nacionalismos y no digamos ya los que se tildan a sí mismos de nacionalismos de izquierdas. (A Le Pen, Trump and company, desgraciadamente, sí les entiendo).

E insisto, no es que comparta o deje de compartir dicha postura política o simplemente forma de ver la vida, es que simple y verdaderamente soy incapaz de aprehenderla. En mi anterior libro "El problema de los Tres Cuerpos" indicaba la absoluta apariencia alienígena que tiene para mí la manera emocional o sentimental de discurrir de los pocos libros orientales que he leído. Bueno, pues esto es más o menos igual. Soy incapaz de vislumbrar, (por tanto no llego ni a valorar si lo podría compartir o no; perdí el tren hace muchíiisimas horas como para preguntarme si me quiero bajar en Málaga o en Malagón), qué cauce de razonamiento puede existir para ser nacionalista. Insisto, sin ningún ápice de ganas de hacer broma, me resulta tan alienígena como un razonamiento que diga algo así como "dado que dos más tres son cinco y que el río Tajo pasa por Toledo entonces las vacas vuelan los domingos de luna llena".

Bueno pues esta era mi motivación fundamental para leer este libro. A ver si Fernando me contaba cómo se puede ser abertzale (y luego ya, si acaso, a cómo pasamos a matar por ello).

Pero tras leer el libro, la impresión que me da es que Fernando tampoco lo sabe. O a lo peor es que considera que es tan obvio que no hace falta ni exponer cómo ni por qué. (Como suelo decir, no hay nada más complicado que intentar explicar por qué dos más dos son cuatro a alguien que te diga que son seis; como puede que sea yo en este caso).

Y tengo esta opinión porque sistemáticamente TODOS los personajes abertzales del libro o son imbéciles (Miren), o son descerebrados (Joxe Mari), o simplemente no son nada pero les arrastra el grupo (Joxian, Gorka), o no se sabe por qué lo son (Don Serapio, Patxo y, el que más me interesaba, Txopo).

Es más en cuanto cualquiera de esos personajes piensa un poco (Arantxa, el propio Joxe Mari, etc.), evidentemente deja de ser nacionalista y pasa a ser en todo caso "regionalista" (es decir, orgulloso y divulgador de su cultura nativa, como por otro lado faltaría más no serlo), es decir, Gorka por ejemplo.

Total que al final el libro, (al menos para mí), ya nace cojo de primeras.

Además, otra cosa que me ha resultado insoportable, (y a ver cómo lo digo para no ofender en este caso a las víctimas), es el "buenismo" de dichas víctimas. Joder, sistemáticamente TODAS las víctimas son ángeles seráficos que no han roto un plato en su vida. Desde Txato al tal Manolo Zamarreño. Y creo que es un error brutal de enfoque, porque es una excusa para que algún que otro descerebrado del "otro" bando pueda escudarse en el "bueno, sí, vaaaale, víctimas colaterales, (por cierto, maldito hijoputa el que inventó la puta expresión), las hay en todos los lados; vaaaaale, qué cagada por ejecutar al Txato que lo único que hacía era currar como un burro y generar riqueza para su pueblo o al tal Manolo que, joder, aunque con la tara mental del ser del PP, pues la verdad es te reconozco que eran buen chaval".

No, a ver si nos enteramos que aunque el Txato o el Manolo fuesen más malos que Judas, más corruptos que la imagen estándar del PP o hijoputas que el empresario comisionista vivalavida explotador de vietnamitas de nuestro imaginario, ni aún así eso te da derecho a matarlos. Que el problema de asesinar no es a quién asesinas, sino que asesinas. Punto pelota.

Total que al final el libro no ha cumplido, (al menos en mi caso), la función clara, diáfana y declarada de ser casi, casi un libro de texto camuflado. Aunque sí que es cierto que ciertos aspectos, fundamentalmente cómo la cobardía general de todos, (esta característica tan española, seas vasco, murciano o canario, de "tú no te signifiques en la mili porque lo único que sirve es para que te crucifiquen, tú simplemente sigue a la masa con las orejas gachas"), sirve para amparar verdaderas burradas sí que está muy bien reflejada en el libro.

Y claro, quitando este aspecto central, pues la novela se queda en una simple historia coral de las vidas y, sobre todo el dolor de las víctimas, y en muchos casos su injustísima autoflagelación añadida. Aquí, especialmente en el homenaje, sin homenajear, a dichas víctimas, pues el libro creo de todo corazón que sí es bastante correcto. Pero claro, no tiene desarrollo porque al final esta descripción de la cotidianidad de los personajes está claramente supeditada a "decorar", "dar realidad", "dar credibilidad" al núcleo principal que ha fallado desde el principio (al menos en mi opinión). Y por tanto se queda corta. Ni la historia de Arantxa, ni la de Nerea con Quique, ni la de Xabier con su alcohol y su amargura, ni la de Ramuntxo/Gorka con Amaia cuajan o dejan de cuajar. Sí, habrían estado muy bien de acompañamiento, pero tal y como está planteada la novela no son suficientemente contundentes para mantener por sí solas todo su armazón.

No obstante, el libro tiene momentos francamente emotivos, (a mí el viaje de Nerea a Alemania, y a la realidad de hecho, me dejó bastante tocado), y una estructura aparentemente sencilla que consigue que con sus cortos capitulitos sea muy fácil engancharse a él. Por lo que si os atrae, no dudéis en tiraos de cabeza a él. Lo mismo cuando lo terminéis, lo que acabáis opinando es que soy tonto de remate, (cosa nada desdeñable, por cierto).

Escrito por arspr hace 2 meses, Su votacion: 6

ETA
3 con 1 votos

El libro nos muestra el sinsentido de los 43 años de terror de ETA.
Con un lenguaje claro y sencillo, el autor nos va narrando el día a día de 2 familias corrientes, amigas entre sí, de un pueblo de Guipúzcoa y como el nacionalismo va envenenando poco a poco a los que lo abrazan. En una de las familias un hijo llega a pertenecer a ETA, en la otra, el padre llega a ser asesinado por el comando terrorista al que pertenece el hijo de la anterior.

Escrito por Lorizar hace 2 meses, Su votacion: 9