En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

PASTORALIA

6.5
2 votos
Portada de PASTORALIA

Comprar PASTORALIA en Amazon.es

Autor: GEORGE SAUNDERS
ISBN/ASIN: 9788439708209
Género: Narrativa
Editorial: MONDADORI
Fecha de edición: 2001

Sinopsis:
¿Por qué nos fascina George Saunders? Por su maestría, ritmo y sentido del humor. Pero lo que diferencia al escritor texano, profesor de la Universidad de Siracusa, es su estilo. Lo que él llama 'realismo hiperbólico'. Los relatos de Saunders son como extraños objetos de arte que toman situaciones familiares y telones de fondo del modo de vida americano, para saturarlos de un color hiperrealista y un lenguaje retorcido. Dijo Cervantes que la brevedad es el alma del ingenio.

Carver, Cheever, Salinger, Barthelme.. Y ahora, Saunders. Los grandes renovadores del cuento americano tienen mucho que agradecer a la revista The New Yorker, publicación que a mediados del siglo XX fomentó en Estados Unidos el relato corto como forma literaria popular. Saunders sigue esta tradición. Sus relatos en The New Yorker suelen ser los más celebrados por los lectores de la revista de cultura, política, arte y humor. Entre 2013 y 2014, Saunders no ha dejado de recibir premios. Los más sonados: el Folio Prize (Reino Unido) y el Story Prize (Estados Unidos). Otra revista estadounidense, la Time, ha dicho esto: “Saunders es el mejor cuentista que tenemos en lengua inglesa; no uno de los mejores, sino el mejor”. Tras el éxito de Diez de Diciembre, Ediciones Alfabia publica ahora Pastoralia, libro que consagró a Saunders no solo como referente americano de la narración breve sino como el especialista en retratar el tedio y la frustración de los trabajadores de un parque temático. En Pastoralia hallamos 6 muestras del estilo Saunders: 'La cascada', 'La infelicidad del peluquero', 'El fin de FIRPO en el mundo', 'Roblemar', 'Winky' y 'Pastoralia', divertida y corrosiva nouvelle que sucede en un parque de atracciones que recrea la prehistoria. Comprender el caos contemporáneo puede ser divertido y revelador. Hay que leer a Saunders.

 
Ordenar reseñas:

SON COMO NIÑOS
0 con 0 votos

Grandísima lectura. Un magnífico puñado de buenos cuentos que me han gustado incluso más que ese otro gran puñado que se recogían en el otro libro que de él he leído, “Diez de diciembre”. Algo que en este último critiqué, las respuestas explícitas que Saunders nos ofrecía a las distopías expuestas en los relatos, no aparece en los reunidos en este nuevo libro (anterior en su elaboración) cuyos finales son abiertos o menos categóricos, con un resultado, para mí, mucho más amargo y efectivo.

Me ha vuelto a fascinar su estilo naiff cargado de mala leche. Saunders plasma con una sencillez extraordinaria, de esa clase tan complicada de conseguir, el lugar al que nos dirigimos (o peor aun, donde ya estamos) en cuanto a relaciones laborales, sociales o familiares y consigue que te conmuevas ante los patéticos hechos y los grotescos personajes que pueblan estos mundos que crea el autor y que al mismo tiempo te indignes ante lo que son, lo que suponen y la verdad de lo que narra.

La narración es exagerada, los paisajes distorsionados; en la buena literatura, la línea recta nunca ha sido el camino más corto ni el más interesante de recorrer. Los personajes se mueven en ese estado de infantilismo que parece imponerse poco a poco en una parte cada vez más importante de la sociedad, caracterizada por esa crueldad básica de los niños y la satisfacción inmediata y fácil de deseos primarios; esos sin-clase que ya han bajado los brazos ante lo que les han convencido que es impepinable, que se dejan ir y conducir y son tratados por jefes, vecinos, clientes, y, lo que es más grave, por ellos mismos, como lo que son, elementos totalmente prescindibles e intercambiables. Comportamientos que son habituales en todos nosotros en mayor o menor medida parecen dotar de un factor irremediable a las situaciones sociales criticadas. Las derrotas íntimas, las miserias y mezquindades cotidianas, los comportamientos cobardes, los autoengaños, las fantasías consoladoras son narradas en fantásticos diálogos interiores, mostrándonos unas cuantos motivos de nuestra congénita infelicidad, imposible de alcanzar e incluso de perseguir.

Quedo impaciente a la espera del siguiente libro que de este autor publique Alfabia.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 8