En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

PAÍS DE SOMBRAS

9
2 votos
Portada de PAÍS DE SOMBRAS

Comprar PAÍS DE SOMBRAS en Amazon.es

Autor: PETER MATTHIESSEN
Título original: Shadow Country
ISBN/ASIN: 9788432228698
Género: Literatura contemporánea
Editorial: SEIX BARRAL
Fecha de publicación: 1990
Fecha de edición: 2008
Número de páginas: 1244

Sinopsis:
País de sombras es la historia poética, mítica y devastadora de uno de los primeros terratenientes del estado de Florida, E. J. Watson, personaje histórico que cometió múltiples asesinatos y murió a su vez a manos de sus vecinos, en un crimen que obsesionó a su hijo para siempre. Nacido en 1855 y asesinado en 1910, Watson y su destino son el testimonio de la América profunda en una de sus épocas más tumultuosas, repleta de violencia y conflictos raciales y sociales. A partir de la trilogía publicada por el propio Matthiessen en la década de los noventa, este prodigioso escritor ha creado una obra maestra que es a la vez un estremecedor western y una desgarradora historia familiar.

Etiquetas: Premio nacional del libro (EEUU)

Ficha creada por Guille

 
Ordenar reseñas:

LITERATURA PURA Y DURA
5 con 5 votos

Mientras leía esta novela me he preguntado muchas veces qué es lo que tiene para que me guste tanto. No es la primera vez que me pregunto estas cosas, claro, y la mayoría de las veces sigo sin saber responderme. No sé exactamente qué debe tener una forma de narrar para que me llegue más profundamente que otras; es más, no siempre me gustan todos los libros de un autor, aunque el estilo sea el mismo o casi el mismo. Lo que sí suele pasar es lo contrario, vamos, que cuando un autor no me llega, da igual lo que me cuente.

En este fantástico libro veía las palabras que forman las frases, las frases enlazadas en párrafos, los párrafos en capítulos y me parecía simple, fácil y maravilloso, como ver jugar al barsa de Guardiola. Hay autores en los que la forma es llamativa, un estilo peculiar, inconfundible; que te llegue o no ya es otra cosa. Pero en este libro, como me ha pasado en muchos otros (recientemente con Stoner, por ejemplo), no llego a percibir esa forma especial, que, sin embargo, me atrapa cada vez más a medida que avanzo en su lectura. Por supuesto, lo que cuenta, la trama de la novela, y lo que dice a raíz de lo que cuenta, tienen parte de culpa.

Estamos ante un libro de esos que dicen de frontera, enmarcado en un territorio sin ley, o, lo que es lo mismo, donde impera la ley de la naturaleza, en el que no cabe la compasión ni la debilidad, donde los ataques preventivos son la mejor defensa, y en el que será mejor que siempre seas consciente de quién tienes a la espalda. Es un libro sobre el fatalismo, sobre ese irremediable y fatal desenlace que causa la coincidencia de un temperamento incendiario, unas condiciones adversas y la mala suerte y del que no se puede escapar.

En la primera parte, el primer libro de la trilogía, nos enfrentamos a la historia de unos hombres y mujeres en un entorno hostil, donde la vida está siempre amenazada por la dureza del territorio y por los hombres que lo habitan y donde la mera supervivencia es ya un éxito. La violencia es casi un personaje más del libro. Violencia de la naturaleza contra los hombres y de los hombres contra la naturaleza; violencia de unos hombres contra otros y violencia de los hombres contra ellos mismos.

"No hables de lo que hiceron esos espantosos hombres. Habla de lo que hicieron esos hombres."

El libro empieza con el linchamiento de E.J. Watson por sus propios vecinos, y son estos los que nos van contando las impresiones que tal personaje dejó en ellos. Por ponerle un pero a la novela, y esto es algo que comenta el mismo traductor, no se diferencian mucho las voces de todos estos personajes, lo que es posible que en la edición original no ocurra. A medida que leemos, la imagen que nos vamos haciendo de E. J. Watson es fragmentaria, mezcla de realidad y mito, de grandes virtudes y terribles defectos. Una imagen oscura a la que se van dirigiendo focos de luz que no siempre alcanzan el objetivo.

La segunda parte, narrada en tercera persona y de forma mucho más tradicional que la primera me gustó algo menos. Se podría decir que esta segunda parte es como una argamasa elaborada con el fin de tapar algunas de las griestas que quedaron abiertas en la primera parte y, al mismo tiempo, servir como base firme para construir la tercera.

Por fin, en la tercera parte, es el propio Watson el que nos cuenta su vida, lo que era el oeste americano (porque también es una novela del oeste, sobre todo esta tercera parte) y donde más hincapié se hace a la situación de los negros en USA entre finales del XIX y principios del XX. Todo es muy conocido claro, pero no deja de impactar cuando te lo cuenten con la crudeza y la maestría que se cuenta en esta novela.

Total y absolutamente recomendable... si no les asusta el kilo de páginas.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 9