En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

ÚLTIMAS TARDES CON TERESA

Tendencia a subir 7.19
27 votos
Portada de ÚLTIMAS TARDES CON TERESA

Comprar ÚLTIMAS TARDES CON TERESA en Amazon.es

Autor: JUAN MARSÉ
ISBN/ASIN: 9788497594035
Género: Narrativa
Editorial: DEBOLSILLO
Fecha de publicación: 1966
Fecha de edición: 2003
Número de páginas: 480

Sinopsis:
Ambientada en una Barcelona de claroscuros y contrastes, Últimas tardes con Teresa narra los amores de Pijoaparte, típico exponente de las clases más bajas marginadas cuya mayor aspiración es alcanzar prestigio social, y Teresa, una bella muchacha rubia, estudiante e hija de la alta burguesía catalana. Los personajes de esta novela a la vez romántica y sarcástica pertenecen ya, por derecho propio, a la galería de retratos que configuran toda una época. Hito de la literatura española contemporánea, esta obra consolidó internacionalmente el nombre de su autor.

 
Ordenar reseñas:

SOÑAR NO ES CONSEGUIR
4 con 3 votos

El camino a la felicidad que da la clase, el dinero y la consideración social tiene nombre: Teresa.
Esta es la historia de un joven marginado, el Pijoaparte que sobrevive en Barcelona del robo de motos y de los “tirones” (arrebato de carteras y bolsos).
Pijoaparte, curioso apodo de Manolo Reyes, surge de un librero conocido de J.Marsé, que conocía un amigo con las características del personaje.
Manolo, empujado por una febril decisión de dar un cambio a su vida, poniendo en valor su encanto y sinvergonzonería, se cuela en una verbena de clase alta, con la intención de ligar con una joven. Aplica todos sus dones de seducción a una muchacha hermosa y distinguida….que resulta ser una criada.
El momento de la novela en que el Pijoaparte constata, cuando clarea la mañana en el sencillo cuarto de la joven, que no es la niña de la casa, constituye, a mi parecer, el momento más fuerte de la novela. Tal la desilusión, el enojo y la impotencia.
Y allí comienza a consolidarse el personaje de Maruja, la sirvienta y amante/novia del Pijoaparte.
Con la fuerza que le da el someterse al destino, es la contrapartida de Manolo : ella acepta su lugar, hasta lo disfruta y logra con dulzura y salacidad hacer perdurar la relación con el Pijoaparte, tratando de que no se descubran las actividades “laborales” del novio.
Hasta que una situación relativa a Maruja, provoca la cercanía de Teresa y Manolo : la gran oportunidad se presenta entonces.
El Pijoaparte se aboca a construir la relación que lo llevará directo a su futuro, tratando de conseguir dinero sin robar, vistiendo bien, haciéndose pasar por un obrero politizado y activista social.
Párrafo aparte merece la descripción del ambiente político de la Universidad de esos años. Juan Marsé escribió esta novela en los años 60, y aunque no haya sido una intención consciente por su parte, es muy crítico con el activismo de su época : los hace quedar como unos pavotes, para ser clara!!! Niños bien que desprecian la clase de cuna y pretenden entender la realidad social desde la mesa de un café.
A todos los personajes (y a las personas tambien) les alcanza la vida : Teresa y Manolo, son víctimas y victimarios de sí mismos : Teresa de sus ideas y sueños, el Pijoaparte se sus actos y manipulaciones.
Creo que le faltó contundencia a la escena final del libro, en el café. Contundencia narrativa, no en la historia en sí.
Personaje principal : Maruja. Sobrevuela toda la novela y es la que desencadena todos los eventos cruciales, como si quisiera marcar y remarcar cúal era el correcto destino del Pijoaparte. Sin grandes palabras y con una presencia silenciosa marca los tiempos.

Me gustaron más los personajes que la historia, están bien delineados y son atractivos.
El Cardenal, reducidor de las cosas robadas, es un ejemplo de ello, tiene reminiscencias del realismo mágico, en esas casas grandes llenas de cosas, sólido en su ambigüedad.
El uso de la lengua es muy cuidado y se disfruta mucho, sobre todo en las ensoñaciones finales de Manolo, que son muy bellas.
Disfruté de su lectura. En fin, salió muy larga la reseña. Saludos a todos

Escrito por lucero hace mas de un año, Su votacion: 7