En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LAS UVAS DE LA IRA

Tendencia a subir 8.41
63 votos
Portada de LAS UVAS DE LA IRA

Comprar LAS UVAS DE LA IRA en Amazon.es

Autor: JOHN STEINBECK
Título original: The Grapes of Wrath
ISBN/ASIN: 9788483831595
Género: Clásicos de la literatura
Editorial: TUSQUETS
Fecha de publicación: 1939
Fecha de edición: 2010
Número de páginas: 560

Sinopsis:
Distinguida con el Premio Pulitzer en 1940, Las uvas de la ira describe el drama de la emigración de los componentes de la familia Joad, que, obligados por el polvo y la sequía, se ven obligados a abandonar sus tierras, junto con otros miles de personas de Oklahoma y Texas, rumbo a la «tierra prometida» de California. Allí, sin embargo, las expectativas de este ejército de desposeídos no se verán cumplidas. Entre las versiones cinematográficas que ha conocido esta novela destaca la memorable protagonizada por Henry Fonda y dirigida por John Ford.

 
Ordenar reseñas:

MANIQUEA, SÍ, ¿QUÉ PASA?
4.67 con 6 votos

No voy a hablar de las excelencias de la novela, no creo que haga falta. Voy a comentar otra cosa.

¿Puede un claro y explícito maniqueísmo echar por tierra una novela?

Las uvas de la ira es total y absolutamente maniquea. Hay buenos muy buenos y malos muy malos. Los pobres agricultores que son arrojados de sus tierras por la maquinaria capitalista, por un lado, y todos los demás (policía, grandes propietarios, comerciantes aprovechados, fanáticos religiosos), por el otro. Es una novela-tesis: a lo que puede llegar el capitalismo si se le deja que campe por sus respetos, sin regulación y sin limitación. Todo el libro gira en torno a esa idea. No hay ni una sola referencia al punto de vista del explotador, no hay ningún intento de comprender, solo expone hechos y el punto de vista del explotado. Busca en el lector la complicidad con esta idea y, esta es mi conclusión, eso no le quita ni un ápice de calidad a la obra.

Por supuesto que el maniqueísmo puede ser un lastre en otro tipo de novela. La vida no es en blanco y negro, eso es de cajón, pero tampoco se puede caer en el polo opuesto, en el grisismo de toermundoegüeno. Voy a citar un texto de Alejo Carpentier:

"no ha de dejarse intimidar por el sambenito del maniqueísmo... en la crítica se dice que una novela es maniqueísta porque tiene la lucha de los buenos contra los malos. ¿Y qué cosa es la historia toda sino una lucha gigantesca de los buenos contra los malos? ¿Quiénes son los malos? Es una minoría opresora. ¿Quiénes son los buenos por definición? Una gran mayoría oprimida. Toda la vida ha sido así, toda la historia ha sido así. Siempre habrá buenos contra malos. Toda la historia está hecha así, y, si eso es maniqueísmo, es una vasta historia de maniqueísmo."

Estas novelas-denuncia no pueden ser de otra manera. Aparte de la calidad literaria, que puede o no puede darse independientemente del planteamiento maniqueo o no, estas novelas tienen un objetivo: despertar conciencias o que el pasado no se diluya en una neblina de olvido. Es más, en muchos casos, de no ser así, sería además una falta de respeto a las víctimas. Porque hay casos en los que hay buenos y malos, sin más. La ingenuidad en estos casos sería justamente no ser maniqueo. Hay hechos que no tienen justificación moral ninguna, y me da igual que sean perpetrados por esos que son muy amigos de sus amigos y cabezas de familia ejemplares, o que pasaron una niñez bla, bla, bla. Hay veces que es precisamente ese contraste entre las distintas caras de un mismo ser humano el que da más fuerza a la maldad de los personajes, pero hay otras en que todo eso estorba, no tiene un papel en el tema tratado, no viene al caso y no creo que sea un defecto per se.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 8

ETERNA DECADENCIA
4.5 con 4 votos

Deprimente como pocas esta obra, por su cualidad de mostrarnos un reflejo imperecedero de un sistema decadente desde su inicio, un sistemas que devora sin control y mesura, un sistema que en sus escalones inferiores obliga a elevarse sobre los cráneos de los caídos...

Leerlo en estos tiempos provoca más pesar si cabe, asusta por las similitudes actuales, especialmente latentes... innumerables puntos podrían describir nuestro día a día: el odio inducido por el sistema entre el "populacho", intentando engañarnos con una falsa clase media y clase baja, para evitar la caída de los que mueven los hilos; el consumismo irrefrenable al mínimo atisbo de "brotes verdes", un avance tecnológico en el medio laboral sin su acorde y necesario ajuste social...

Quizás, como se comenta en algún otro comentario, peque como otras obras de resultar en exceso cruel, vilipendiando a los pobres Joad continuamente, apagando toda luz de pequeña esperanza que podamos tener según avanzamos la lectura. Viajar con ellos en el esperpéntico camión familiar, es doloroso y triste, pero quizás si no fuera así el mensaje quedaría desdibujado y menos realista. No apto para depresivos.

Saludos

Escrito por paco_elflaco hace mas de un año, Su votacion: 7

¿DE VERDAD SOMOS ASÍ?
4 con 8 votos

Por desgracia, un libro imperecedero. Y digo por desgracia porque cuando acabé de leerlo no pude menos que darme cuenta que el drama de los Joad lo sufre mucha gente en todo el globo, y seguirá sufriendo (siendo pesimista). El capitalismo más salvaje se refleja en los productores agrícolas, o más bien en esos entes en que se han convertido. La persona y la tierra han dejado paso a la empresa y el dinero. Steinbeck se atreve además a mostrar una cara de Estados Unidos que no gusta, la de la xenofobia entre los propios estadounidenses. No habla del racismo del sur ni del acoso al ilegal, habla del rechazo entre los propios ciudadanos. El autor tiene el valor de mostrar que el odio no tiene nada que ver con razas ni nacionalidades, sino con el hambre y el temor a pasarla. Los californianos que aparecen en la novela, amén de ser desagradables, no dejan de tener miedo, ya que ven su posible futuro en las caras de la gente de Oklahoma. Seguir las penurias de la familia Joad es un acto de valor, porque la novela, excelentemente escrita todo hay que decirlo, no deja entrever ni un atisbo de justicia. Pese a todo, el demoledor final muestra es la integridad y el amor de esa gran familia que esperamos que salga adelante.

Escrito por Aliomo hace mas de un año, Su votacion: 9

LA CONDICIÓN HUMANA
3.67 con 6 votos

"Y el pequeño hecho evidente que se repite a lo largo de la historia: el único resultado de la represión es el fortalecimiento y la unión de los reprimidos".
Radiografía humana de una época, de un tiempo en el que para algunos una miga de pan podría bien ser un manjar. Alterna de modo magistral capítulos en los que se centra en la historia de la familia protagonista con otros donde nos situa en la depresión del país.
Tremenda escena final...

Escrito por Nastenka hace mas de un año, Su votacion: 9

GENIAL
0 con 0 votos

Me encanto

Escrito por serluna48 hace mas de un año, Su votacion: 10