En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

L. A. CONFIDENCIAL

Tendencia a subir 7.43
21 votos
Portada de L. A. CONFIDENCIAL

Comprar L. A. CONFIDENCIAL en Amazon.es

Autor: JAMES ELLROY
Título original: L.A. Confidential
ISBN/ASIN: 9788466617796
Género: Novela negra, intriga
Editorial: EDICIONES B
Fecha de publicación: 1990
Fecha de edición: 2004
Número de páginas: 621

Sinopsis:
Los Ángeles, años cincuenta, una época fascinante llena de matices. Pornografía. Corrupción policial. Intrigas en el hampa. Un atroz asesinato colectivo se convierte en eje central de la vida de las víctimas y los verdugos. Tres policías tambaleándose en arenas movedizas Ed Exley, sediento de gloria, capaz de violar cualquier ley con tal de eclipsar a su padre, ex policía y gran magnate.

 
Ordenar reseñas:

A BASE DE GOLPES
4.86 con 7 votos

Como novelista debe de dar bastante coraje que te conozcan por la película, buenísima, que escribieron otros de alguna de tus obras. De lo peor: “¡ah, ¿pero está basada en un libro? Pues seguro que no es mejor que la peli”.

James Ellroy, del que tenemos la suerte de que siga vivo mientras escribo estas líneas, nació en Los Ángeles en 1948. Su infancia transcurrió en la época ideal para que algún o algunos desalmados asesinaran a su madre mientras iba a la ciudad, dejándolos, a ella tirada en mitad de un descampado, y a él huérfano por partida doble. Nunca se llegó a descubrir a las personas responsables del crimen. Como es de suponer, tamaña experiencia, terrible y dramática donde las halla, marcó las preocupaciones vitales de Ellroy que se reflejan conspicuamente a lo largo de su obra: corrupción, violencia, desesperanza y nihilismo. Con estos adjetivos sobra decir cuál fue el género que le ayudó a espantar -o al menos asustar un poco- a sus fantasmas: novela noir, hard-boiled o como queramos llamarle.

Y bueno, sí, la novela L.A. Confidencial es mejor que la película de Curtis Hanson (para los incorregibles diremos que, al menos, es igual). Aunque sea porque es anterior, aún más compleja y ácida y porque, como el porcentaje de lectores es infinitamente menor que el de cinéfilos, Ellroy no tuvo que pensar si aquel párrafo o aquella escena tan explícita iban a censurárselos o resultaría desagradable para el público.

Tal vez por esa visceral necesidad de expresarse, el estilo de Ellroy es directo, seco, tan consumadamente minimalista que en ocasiones roza lo esquemático. Radicalmente distinto a Chadler, a Hammet, a Ambler, a todo lo que había leído en literatura de género. Ni descripciones góticas del ambiente, ni de los rasgos físicos ni de sus prendas de vestir. Ni siquiera ese recurso, habitual en novela negra, de la primera persona del singular que facilite al lector entender cómo percibe cada situación el protagonista. Nada superfluo, nada que sobre. Y esa particular manera de escribir: concisa, a base de golpes que convierten cada escena en un monumento a la incertidumbre, no impide que L.A. Confidencial sea, sobre todo, una magnífica novela de personajes, donde todos y cada uno de ellos, desde los que sostienen el peso de la trama hasta los secundarios conforman una historia poliédrica en la que nadie está a salvo de convertirse en aquello que detesta.

Y una última sugerencia para aquellos posibles lectores con memoria de pez (como suele ser el caso del que suscribe): la miríada de nombres y apellidos a lo largo y ancho de la historia favorece el acompañamiento de su lectura con una libretita subsidiaria.

Pasen y lean. Otra magnífica novela relegada injustamente al ostracismo por su hija cinematográfica, y eso que, en este caso, la película también es muy buena.

Escrito por Poverello hace 4 meses, Su votacion: 8