En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL JUEGO DE ENDER

Tendencia a subir 7.93
134 votos
Portada de EL JUEGO DE ENDER

Comprar EL JUEGO DE ENDER en Amazon.es

Autor: ORSON SCOTT CARD
ISBN/ASIN: 9788498720068
Género: Ciencia Ficción
Editorial: ZETA BOLSILLO
Fecha de edición: 2009

Sinopsis:
La Tierra se ve amenazada por la especie extraterrestre de los insectores, seres que se comunican telepáticamente y que se consideran totalmente distintos de los humanos, a los que quieren destruir. Para vencerles, la humanidad necesita de un genio militar y por ello se permite el nacimiento de Ender, que es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes.

 
Ordenar reseñas:

LA HISTORIA DE UN LIBRO
5 con 6 votos

Es probable que lo más interesante de “El juego de Ender” esté en el libro, como objeto material y mundano, y no en su contenido. Miquel Barceló cuenta sorprendido las dificultades que atravesó el libro para editarse en España. Corría el año 1985, España aún se encontraba inmersa en la Transición; el ciberpunk era la corriente predominante en la Ciencia Ficción; y no hacía mucho que Card había dejado la misión en “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”. Y entonces, a los críticos y editores españoles les llegó “Ender’s Game”.

Estos críticos crecidos con libros de la Edad de Oro del género y entregados a ese subgénero extremadamente duro, negro y crítico de la CiFi que es el ciberpunk, lo rechazaron; no podía ser de otra manera. Les acusa Barceló de haberse dejado llevar por sus prejuicios. No es para menos. “Ender’s Game” era la obra de un mormón recalcitrante, escéptico con el darwinismo y duro opositor al matrimonio homosexual. Más tarde, en 2006, el que se consideraba un declarado demócrata urgiría a sus lectores a votar por los republicanos para evitar la llegada de Hussein Obama al poder y se declaraba “enemigo mortal de quien quiera desprestigiar la sagrada institución del matrimonio a través del matrimonio homosexual”. Creo comprensible que, en un género dedicado precisamente a las ideas, este curriculum despertara las alarmas de los expertos de la época.

Un año después, en 1986, el PSOE acaparó el gobierno de España y con él quedaron abortadas todas las luchas y reivindicaciones políticas de la Transición; “Ender’s Game” recogió los premios Hugo y Nebula; se publicó con éxito “Speaker for the Dead” y Ediciones B encargó la preparación de la sección de ciencia ficción al joven Miquel Barceló. Era evidente que los críticos y expertos españoles se habían equivocado. Se estaba gestando un cambio.

Barceló insistió en la publicación de “El juego de Ender” nada menos que con el número 1 de la nueva colección de bolsillo Libro Amigo. Los otros candidatos eran los reconocidos Jack Vance y Clifford D. Simak, pero Barceló incluso amenazó con dejar su puesto si no aparecía el desconocido Card con el número 1; tal era su seguridad en él. El resto es historia conocida: el éxito de ventas del libro, el encumbramiento de Barceló como principal gurú de la ciencia ficción en España, la exitosa publicación de “La voz de los muertos”, la nueva numeración en la colección Nova donde “El juego de Ender” tendría el fundador número 0, y la incontinente publicación de nuevas entregas de la saga de Ender-Bean.

Estas peripecias del libro me causan el mismo vivo interés que cualquier otro momentos de cambio ¿Qué ocurrió en torno a estas fechas para que novelas como “Ender’s Game” pudieran remplazar a la Ciencia Ficción dura y el ciberpunk? ¿Qué cambios de valores posibilitaron este desplazamiento que tiene un correlato más amplio en la sustitución de la CiFi por la fantasía? ¿Qué condicionantes materiales y culturales hicieron de un mormón como Scott Card y un editor como Barceló las nuevas eminencias del género? Los interrogantes que articula el libro como objeto logran aquello que se le escapa a la novela: la fascinación de las historias en donde se encuentra alguna clase de verdad.

Soy consciente de que esto nos lleva a un tipo de lectura que dista mucho de estar entre mis favoritas, a saber, atender a la ideología desplegada por el texto más allá de su valor estrictamente literario. Pero, por una vez, me parece una propuesta de lectura más interesante que cualquier otra ceñida a las capacidades literarias de Card. Todo el mérito es suyo.

A continuación apunto algunas ideas para una lectura de éste tipo. Lo hago a partir de lo que recuerdo de mis lecturas de la saga Ender-Bean que me ocuparon varios años de mi adolescencia (más de lo que me gustaría confesar) y a partir de lo que la lectura de “Guerra de regalos” me ha refrescado. Recuerdo especialmente el pretencioso tratamiento de todos los grandes temas -religiosos, (meta)físicos, políticos, psicológicos y sociales- para los que Card tiene respuestas tan grandes como su ingenuidad. Entre tanto, claro está, no pierde la ocasión de transmitir sus valores sobre la familia, el individuo, la “vida interior”, la política, etc. Un ejemplo: el establecimiento de una intervencionista hegemonía mundial llevado por una élite de “los mejores” y que combina la implacabilidad en la acción con una preocupación por lo humano y las emociones de todos, y por la tolerancia religiosa, política, cultural y racial. Lo gracioso es que las respuestas a todos los conflictos geopolíticos a escala (inter)planetaria no pasan, como admite el autor, de ser representados a modo de una partida de Risk. Recuerdo especialmente otra constante de la obra de Card: la preocupación por la formación y la educación de un líder, o mejor, de un salvador. Los puntos clave en esta formación son la inteligencia innata, medible y omnipotente pero amoral, y la contrapartida de la educación emocional para gestionar con humanidad las propias capacidades innatas. Entre un Peter y una Valentine, Ender. Estoy seguro, se me escapan muchas más cosas entre las brumas de la memoria. No obstante, la lectura de “Guerra de regalos” me ha convencido de que el pensamiento que subyace a toda esta ideología corresponde bastante bien a la ingenua psicología norteamericana hegemónica. Incluso se cita algún “descubrimiento” de estos psicólogos. La misma psicología, por cierto, que actualmente se entrega a ese refrito entre autoayuda y “cientificidad” en que consiste la psicología positiva y que financian encantadas compañías como Cocacola.

Me parece que si “El juego de Ender” se hubiera publicado en otro momento, cuando los lectores españoles que la rechazaron eran los predominantes, por ejemplo, habría pasado absolutamente desapercibida. Si no lo hizo, tal vez sea porque aquel proceso que supuso el desplazamiento del ciberpunk por la ciencia ficción de Card se produjo en el seno de otros desplazamientos más amplios: en el mundo editorial, entre los lectores, las actitudes políticas y los valores de la sociedad y, tal vez, en un cambio de modelo económico. Algo se perdió en esas fechas. Volver a leer a Scott Card de esta manera puede contribuir a apuntar algunas respuestas y a comprender hacía donde estamos caminando, a ciegas.

Escrito por Tharl hace mas de un año, Su votacion: No ha votado

EL JUEGO DE ENDER
4.33 con 6 votos

Saga Ender 1.

“El juego de Ender” es uno de esos libros que me han recomendado tropecientas veces, ¡ya era año de ponerme con él!
Solo puedo decir que me arrepiento de no haberlo leído antes, pues he conocido a uno de mis personajes literarios favoritos: el mismo Ender.

Nuestro protagonista es un crío de seis añitos, pero no un crío cualquiera: un tercero. Y es que es raro conceder un tercer hijo en la Tierra en el 2070, ya que hay un límite estricto de dos churumbeles por matrimonio.
El planeta está amenazado por tercera vez por extraterrestres –los insectores- que se comunican mediante telepatía y a los que sin ningún reparo hay que destruir. Para ello, se reclutan jóvenes en la Escuela de Batalla, pues la humanidad necesita un genio militar… y ya sabéis quién es ese genio.

El libro engancha desde la primera página, es una muy buena historia de ciencia-ficción que nos da un protagonista con mucho carisma, al que cogemos cariño ya en el comienzo y sin leer apenas sobre él.
Ender es un crío realmente inteligente, espabilado y con carácter, que ha sido el centro de ira y aburrimiento de su hermano y cuatro matones del colegio… hasta que le extraen el monitor y sálvese quien pueda (no literalmente, por supuesto).

Básicamente se cuenta el entrenamiento de Ender, sus dudas y sufrimientos, le vemos crecer sobretodo profesionalmente, compartiendo miedos, fracasos y lo más importante: sus triunfos. Nos metemos sin querer en la piel de nuestro protagonista, a la vez que nos adentramos en la historia y ésta nos absorbe haciéndonos pensar… y es que hay ciertos problemas políticos que trata la novela, no tan dispares a los de hoy en día (más aún teniendo en cuenta que la novela es de cifi y fue escrita hace 30 años). Miedo da.

Quienes sean seguidores de la obra de Card, sabrán que un punto más o menos habitual en sus libros son los niños con “poderes” o características especiales. Aquí tenemos un ejemplo perfecto que ganó en 1985 el premio Nébula y el Hugo en 1986.
La verdad es que es un género que no gusta a todo el mundo y sin embargo, creo que esta obra puede enganchar a –casi- cualquier persona; una joyita de principio a fin.

Este libro da comienzo a una saga compuesta por otros tres títulos (La voz de los muertos, Ender el Xenocida e Hijos de la Mente); saga que tiene otra misma, paralela, formada por ooootros tres títulos (La Sombra del Hegemón, Marionetas en la Sombra, La Sombra del Gigante), los cuales narran las aventuras de los compañeros de Ender en la Escuela. Por último, también tenemos una novela que narra una historia –de nuevo- paralela al Juego: La Sombra de Ender.
Hay para dar y regalar, aunque este es un relato con un final relativamente cerrado, ¡ojo, no asustarse con tanto libro!

“Maestro Cantor” fue mi primer libro del autor, con el que me conquistó por completo y en el que se encuentra uno de mis personajes preferidos, Ansset (sí, otro crío “diferente”). Ender me ha recordado bastante a él, aún sin tener nada que ver una historia con otra.

Para terminar, no me queda más que recomendarlo… y un consejo súper importante: la puerta del enemigo está abajo.

Escrito por Shorby hace mas de un año, Su votacion: 9

EXCELENTE NOVELA
3 con 3 votos

El libro me llegó por medio de un amigo que me lo regaló. Yo desconocía a Orson Scott Card y lo leí en un viaje en micro a la Patagonia.

La lectura fluye y enseguida se genera una empatía con todos los personajes, tanto los simpáticos como los que no lo son. Las descripciones de las batallas son sencillamente geniales. El libro conjuga un argumento interesante, profundo y muy entretenido.

Otras cosas de Orson Scott Card he leído después, pero creo que ninguna llega a la altura de El Juego de Ender. De hecho, el resto de la saga no se le parece en nada a este libro (que, dicho sea de paso, esta obra se puede leer perfectamente en forma independiente y es autoconclusiva).

Un libro que va directo al grano, sin rellenos y que entretiene con gran calidad.

Escrito por Arbolcelta hace mas de un año, Su votacion: 10

NOTABLE
3 con 1 votos

Una historia breve y rápida de leer, donde sobre todo la primera mitad se precipita sin darte apenas cuenta, gracias a una narración fluida y ágil.
Sin ser la sociedad más rica en detalles de este tipo de obras, en parte por el tamaño del título, interesantes propuestas... sobre todo en el centro dónde se mueve la mayor parte de la trama, la escuela militar y sus métodos de adoctrinamiento. Los aspectos sociales y psicológicos que se "bordean" los considero bien llevados, aunque no se profundice.

Saludos

Escrito por paco_elflaco hace mas de un año, Su votacion: 8

TERCERO
2.25 con 4 votos

Inquietante cuanto menos y muy entretenido. No tiene un estilo literario sobresaliente, pero podría llegar casi al notable. El ritmo es muy fluido y las situaciones se van sucediendo con toda la lógica posible, y tan rápido que nos olvidamos por completo que Ender Wigging es un niño durante casi todo el libro.

Un muy buen libro para los que les guste la ciencia ficción.

Escrito por auragris hace mas de un año, Su votacion: 8

SOBRE EL LIBRO...
2.14 con 7 votos

Esperaba más del libro, todo el mundo me ha hablado muy bien de él, pero me ha faltado algo.
La historia es muy buena aunque a lo mejor el autor tenía que habernos contado más detalles.
Muy interesante para los no iniciados, como yo, en la fiencia ficción.

Escrito por RAKEL-FLOR hace mas de un año, Su votacion: 7

A MI ME GUSTÓ
2 con 1 votos

A mi me gustó, pero, ojo, el relato breve, que es diferente al libro. Me dejó un muy buen sabor de boca y lo mejor, para mi, es el final. Eso si, no he tenido valor para leerme la saga posterior porque, por lo que me han contado, es seguir exprimiendo la idea y el universo de Ender que, en mi opinión, son buenos pero no para tanto.
En fin, recomendable mucho el relato breve y el primer libro también.

Escrito por Leandro_Vázquez_Cerv hace mas de un año, Su votacion: 9

UN CLÁSICO IMPERDIBLE
0 con 0 votos

Un clásico imperdible de la ciencia ficción. Una novela original y muy emotiva, bastante agobiante por la manipulación constante a la cual es sometido el personaje de Ender. Lo triste es que contextualizando la historia, permite que el lector justifique esta manipulación en función del fin mayor que persigue, y que solo puede ser logrado interviniendo la conducta desde la corta edad del personaje principal. Pero no dejan de ser angustiantes cada una de las pérdidas, decepciones y frustraciones, entendiendo que además éstas fueron fríamente calculadas.

La emotividad también llega de la mano del desenlace, en sus últimas páginas, el reencuentro a distancia de dos hermanos y de las reales víctimas de la guerra.

Sí he de reconocer que algunas partes se me hicieron algo pesadas, sobre todo cuando comienza el adiestramiento, aunque es indudable la habilidad del autor para describir dichas escenas, considerando que son escenarios que el lector debe imaginar de cero (ciencia ficción en estado puro).

Escrito por bimm hace mas de un año, Su votacion: 9