En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

JOSÉ, UN HOMBRE DE LOS PIRINEOS

9
1 votos
Portada de JOSÉ, UN HOMBRE DE LOS PIRINEOS

Comprar JOSÉ, UN HOMBRE DE LOS PIRINEOS en Amazon.es

Autor: SEVERINO PALLARUELO
ISBN/ASIN: 9788483210772
Editorial: PRAMES
Fecha de edición: 2000
Número de páginas: 298

Sinopsis:
Este libro trata de la vida de José Castillón Peiret, un hombre de 76 años que vive en una aldea remota de las montañas pirenaicas. Él y su hermana son los únicos habitantes. Hace muchos años tuvieron vecinos, pocos, pero ya hace cuatro décadas que están solos. Trabajan como lo hicieron sus antepasados, organizando un territorio muy extenso y muy quebrado; cuando ellos falten el paisaje cambiará completamente. José hace cucharas de madera, cultiva un huerto y tiene un rebaño de ovejas y cabras: con él sigue un ciclo trashumante similar al de los rebaños de los pueblos próximos. La vida de José, que discurre entre bosques y colmenas, entre peñas y ovejas, es inseparable del paisaje en el que se desarrolla y de las técnicas que emplea para sobrevivir en él. Ni el paisaje puede explicarse sin José ni la vida de José puede entenderse fuera del paisaje en el que transcurre.

Ficha creada por Lorizar

 
Ordenar reseñas:

ETNOGRAFÍA PIRENAICA
0 con 0 votos

José, un hombre de los Pirineos es un libro de etnografía escrito por Severino Pallaruelo Campo, escritor, geógrafo, historiador y etnólogo nacido en los Pirineos, concretamente en Puyarruego (Huesca). En él se narra la vida del último hombre que habitó en La Mula, pueblo del Pirineo oscense, sus costumbres, su medio de vida enraizado a la dureza del territorio y a la naturaleza, en definitiva una auténtica enciclopedia etnológica. El libro es voluminoso y muy rico en fotografías. Está dividido en cuatro partes coincidentes con las cuatro estaciones del año donde el autor nos va mostrando las faenas de cada temporada.

El libro lo leí por primera vez hace 4 o 5 años y después lo he ojeado en varias ocasiones. Ejerce en mí un magnetismo difícil de explicar. Si acaso diré que siempre he sentido gran interés por la etnografía y siempre me han fascinado los habitantes de las zonas rurales semiabandonadas. Precisamente por esta razón seguramente no soy ecuánime en esta reseña y en su votación.

La atracción que me produjo la lectura me llevó a visitar el pueblo de La Mula en el año 2014. Llegar allí es como retroceder en el tiempo. Paseé por sus calles y por delante de sus casas de piedra sin agua corriente ni televisión, aunque si tienen electricidad y teléfono. Para entonces José ya había fallecido. En el pueblo quedaban como únicos habitantes su hermana Pilar y una cuñada, ambas octogenarias.

El libro es muy interesante desde el principio hasta el final. La ternura de José, sus enseñanzas, su sabiduría, sus recuerdos, su nostalgia, hacen que sea difícil no terminar cautivado y emocionado con sus relatos. Con el fallecimiento de José murió una parte del Pirineo, pero, gracias al libro de Pallaruelo, no morirá nunca su recuerdo.

Escrito por Lorizar hace 10 meses, Su votacion: 9