En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

INTEMPERIE

Tendencia a subir 7.64
14 votos
Portada de INTEMPERIE

Comprar INTEMPERIE en Amazon.es

Autor: JESÚS CARRASCO
ISBN/ASIN: 9788432214721
Género: Literatura contemporánea
Editorial: SEIX BARRAL
Fecha de publicación: 2013
Fecha de edición: 2013
Número de páginas: 224

Sinopsis:
Un niño escapado de casa, escucha, agazapado en el fondo de su escondrijo, los gritos de los hombres que le buscan. Cuando la partida pasa, lo que queda ante él es una llanura infinita y árida que deberá atravesar si quiere alejarse definitivamente de aquello que le ha hecho huir. Una noche, sus pasos se cruzan con los de un viejo cabrero y, a partir de ese momento, ya nada será igual para ninguno de los dos. Intemperie narra la huida de un niño a través de un país castigado por la sequía y gobernado por la violencia. Un mundo cerrado, sin nombres ni fechas, en el que la moral ha escapado por el mismo sumidero por el que se ha ido el agua. A través de arquetipos como el niño, el cabrero o el alguacil, Jesús Carrasco construye un relato duro, salpicado de momentos de gran lirismo. Una novela tallada palabra a palabra, donde la presencia de una naturaleza inclemente hilvana toda la historia hasta confundirse con la trama y en la que la dignidad del ser humano brota entre las grietas secas de la tierra con una fuerza inusitada.

Ficha creada por Krust

 
Ordenar reseñas:

UNA NOVELA DEL OESTE EN LA MESETA CASTELLANA
4.5 con 8 votos

Puedo perdonar la comparación que se hace con La carretera de Cormac McCarthy, algunos aspectos de la trama pueden recordarla, pero la comparación con Delibes ya sobrepasa mi indulgencia: la descripción del paisaje castellano, su dureza contada con el lirismo que ambos lo hacen -no encuentro otro paralelismo-, no me parece coartada suficiente para compararlos.

Semejanzas a parte, estamos ante una buena novela, una novela del oeste con alguacil en lugar de scheriff y con cabras en lugar de vacas, pero con el mismo sol implacable y los mismos personajes labrados en roca dura.

A pesar de encontrarnos en un entorno muy de meseta castellana, la estrategia de la narración recuerda más a Induráin que a Perico Delgado. Tras un primer capítulo que ya te predispone a una gran carrera, entramos en unas etapas de transición, pocas, donde ni abanicos se forman, para, una vez llegados a la ladera de la montaña, encontrarnos ante un ritmo seguro de subida, fuerte, sin concesiones, que ya no va a ser abandonado hasta la llegada a la meta... o quizás un poco antes; nada de arrancadas ni demarrages al estilo de Perico, pero que te deja con la lengua fuera de igual forma.

Quizás, y este es un quizás muuuuuuuuuuy grande, por eso mismo, porque no hay cambios de ritmo, pueda dar la impresión de que no hay historia, de que no pasa gran cosa, que esta novela se lo debe todo al estilo, como he leído por ahí. Pues nada más lejos de la realidad. No es cierto que esta novela se apoye únicamente en el estilo, en el lenguaje, aunque una parte importante de la valía de la narración -de toda narración, por otra parte-, es la forma de contarla. Hay una gran historia en esta novela, una historia que consigue mantenerte en vilo, que te llega a estremecer, que te involucra.

En cuanto al lenguaje, bueno, siempre se puede decir aquello de que recupera vocablos ya perdidos, que muestra una gran riqueza, etc, etc. A mí me sobran tantos tecnicismos rurales, pero tampoco puedo decir que me estorben la lectura.

En cuanto al final, personalmente hubiera preferido otro, pero seguro que es el que gusta a más gente.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 8