En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

UNA INFANCIA. BIOGRAFÍA DE UN LUGAR

7
1 votos
Portada de UNA INFANCIA. BIOGRAFÍA DE UN LUGAR

Comprar UNA INFANCIA. BIOGRAFÍA DE UN LUGAR en Amazon.es

Autor: HARRY CREWS
ISBN/ASIN: 9788477742180
Género: Biografías, Memorias
Editorial: ANTONIO MACHADO;ACUARELA
Fecha de publicación: 1978
Fecha de edición: 1978
Número de páginas: 240

Sinopsis:
La infancia recuperada de esta novela es el lugar del que Harry Crews se marchó a los diecisiete años con idea de no volver. No la miserable cabaña de arrendatarios en la que siendo apenas un bebé amaneció un buen día junto a su padre muerto, ni siquiera aquella cama en la que se pasó tendido buena parte de su infancia soñando con huir al mundo idílico y sin cicatrices que se anunciaba en las páginas satinadas de los catálogos de Sears, sino todo el condado de Bacon, con sus gentes y sus historias. Sobre todo sus historias. Historias de alambiques ilegales escondidos en mitad de la espesura, de viejas rencillas sangrientas, de serpientes que hablan, de pájaros que pueden poseer el alma de un niño, de predicadores delirantes y hechiceras que espantan a los espíritus... Y es que en Bacon todo el mundo cuenta historias. Las historias lo son todo y todo son historias. Contar historias es su manera de sobrevivir y de comprenderse. Nada muere si hay historias. Todo, tanto lo bueno como lo malo, se incorpora y se traspasa de una generación a la siguiente y son quienes cargan con ese legado los que acaban por darle forma y color. A lo largo de estas páginas el autor de El Cantante de Gospel intenta regresar al territorio delimitado por las historias que configuraron su infancia para descubrir que de aquel lugar del que, como el viejo Huckleberry Finn, siempre quiso huir, por muy lejos que le llevarían sus futuros vagabundeos, nunca logró marcharse.

Ficha creada por Guille

 
Ordenar reseñas:

SUDOR Y WHISKY
5 con 3 votos

Harry Crews hace aquí de Twain y Huckleberry Finn al tiempo, más crudo, sí, pero con el mismo amor por personajes casi siempre olvidados y que raramente son llevados a la novela.

“El mundo en que se movía la gente de la que procedo tenía tan poco margen de error, tan poco margen para la mala suerte, que cuando algo iba mal casi siempre acababa ocurriendo algo que lo empeoraba aún más. Se trataba de un mundo en el que la supervivencia dependía del valor, de un coraje crudo nacido de la desesperación y mantenido por la ausencia de alternativas”.

Es un mundo donde una mujer embarazada a la que le acaban de matar al marido se niega a delatar al culpable porque sabe que “cuando llegue el momento arreglará las cosas”.

Un mundo donde la familia es el centro de la existencia y en esa familia entran mulas, cabras, perros, animales que ni por lo más remoto entrarán en casa pero que, al igual que a la mujer o a los hijos, si se les pega será por amor y no solo por necesidad.

Un mundo mojado en whisky y en sudor, tan desesperado en ocasiones que solo permanece la esperanza de la brujería, las supersticiones y el fanatismo religioso; un mundo germen de mil historias contadas en corrillos de hombres o mujeres al caer la tarde; un mundo no exento de humor, a veces de ese cruel que nos contaba Gila de otros pueblos y otros mundos pero que en el fondo no se diferencian tanto (¡Me habéis dejado sin hijo, pero lo que me he reído!); un mundo donde nunca se habla del señor Jones, sino del negro Jones; el mundo de la gran depresión en el que tu mejor amigo puede robarte la poca carne que te queda para pasar el invierno porque no puede soportar ver llorar de hambre a sus propios hijos.

Crews nos teje aquí una mezcla, nunca del todo fiable, de historias que le relataron, de leyendas que oyó, de recuerdos que guarda de aquel niño de entre cinco y seis años que fue, para relatarnos un trocito de su vida en el que sufrió una atrofia muscular, soportó terribles quemaduras al caer en un barreño de agua hirviendo, conoció el sexo (tal cual), fue ladrón y busca vidas, creó cientos de historias sobre los modelos retratados en un catálogo Sears, mantuvo largas conversaciones con su inseparable perro, encontró a su padre muerto en la cama, y, a pesar de todo, no perdió en ningún momento la inocencia de un niño de esa edad, que quizás no es la misma en todas las partes del mundo ni en todas las situaciones.

Este es el tercer libro que leo del autor, y los personajes e historias que encontré en los anteriores tienen sus raíces aquí, en esa infancia de la que Rilke afirmó que es nuestra verdadera patria.

Aunque se coloca en el tercer puesto de mis preferencias con este autor: recomendable.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 7