En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

¡INDIGNAOS!

Tendencia a subir 5.46
35 votos
Portada de ¡INDIGNAOS!

Comprar ¡INDIGNAOS! en Amazon.es

Autor: STÉPHANE HESSEL
ISBN/ASIN: 9788423344710
Género: Ensayo
Editorial: IMAGO MUNDI
Fecha de edición: 2011
Número de páginas: 64

Sinopsis:
Un alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica. El libro que ha despertado la conciencia de más de un millón de franceses.
¡Indignaos! Ha despertado un insólito fenómeno de lectura en Francia, donde ha vendido más de un millón de ejemplares y lleva tres meses en las listas de ventas. En pocas y contundentes páginas, Stéphane Hessel invita sobre todo a los jóvenes a desperezarse y a cambiar la indiferencia por una indignación activa, por la «insurrección pacífica». Hessel logró sobrevivir a la tortura y la deportación en el campo de concentración de Buchenwald y, en 1948, formó parte del equipo internacional redactor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Hoy, a sus 93 años este venerable veterano de la Resistencia ha contagiado su mensaje de esperanza y de rebeldía a millones de lectores a los que invita a «no claudicar ni dejarse impresionar por la dictadura actual de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia», porque «ya es hora de que la preocupación por la ética, por la justicia, por el equilibro duradero prevalezcan».
José Luis Sampedro une sus refl exiones a las de Hessel, con un texto exclusivo para la edición española.
Para Stéphane Hessel «el motivo fundamental de la Resistencia fue la indignación». Es cierto que las razones para indignarse del mundo actual pueden parecer menos nítidas que en tiempos del nazismo. Pero «buscad y encontraréis»: la creciente distancia entre los muy ricos y los muy pobres, el estado del planeta, el tratamiento a los inmigrantes y los gitanos, la carrera del «siempre más», de la competitividad, la dictadura de los mercados financieros e incluso la liquidación de aquello que consiguió la Resistencia -jubilación, Seguridad Social...-. Para ser efi caz es necesario, hoy igual que ayer, actuar en red: Attac, Amnistía, la Federación Internacional de Derechos Humanos... son la demostración. En consecuencia, podemos creer a Stéphane Hessel y pisarle los talones cuando apela a una «insurrección pacífica».
Un auténtico manifiesto, con proclamas breves, contundentes y de valor universal, que llegan a amplios sectores de nuestra sociedad.(Extraída de editorial)

Etiquetas: política, crisis, siglo XXI

Ficha creada por Aliomo

 
Ordenar reseñas:

HYPE
4.33 con 3 votos

El texto no dice nada que no sepamos y además no aporta argumentos. Tan solo viene a instar a que nos levantemos pacíficamente, pero la necesidad de eso ya la conocíamos.

Personalmente, me parece un texto demasiado insulso como para haber adquirido tanta notoriedad. El título le viene grande y la publicidad y el bombo suscitado es, sin duda alguna, infundado: pura mercadotecnia para estimular el consumo. Durante su lectura no sentí la chispa y el fervor revolucionario que suelen provocar los libros realmente instigadores. Frente a aquellos, este librillo se queda en una reflexión superficial que no convencerá a los no convencidos ni aportará nada nuevo a los que ya lo están. Así todo, hay que decir que su lectura puede aportar algunas cosas interesantes, como las señaladas por Tharl.

Por mi parte, propongo desde aquí la lectura de libros con más argumentos, garra y profundidad, como:
http://www.sopadelibros.com/book/insurreccion-viene-comite-invisible
http://www.sopadelibros.com/book/dios-el-estado-mijail-bakunin
http://www.sopadelibros.com/book/conquista-pan-piotr-kropotkin

Escrito por Psicoactivo hace mas de un año, Su votacion: 5

INDIGNAOS!
4.25 con 4 votos

INDIGNAOS! Está más cerca de ser un discurso que un libro. Es, como dice su portada, un alegato: “Un alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica". Esta frase resume las pocas hojas del libro, tan parecidas a las que dan los "perro flautas" -esos pocos indignados que tratan de hacer algo- en la entrada a la universidad. Pero cuando el autor es un héroe tan humano y humanitario como Hessel hay que escucharle. Escuchémosle:

"El motivo de la resistencia es la indignación"
"Dos visiones de la historia"
"La indiferencia: la peor de las actitudes"
"Mi indignación a propósito de Palestina"
"La no violencia, el camino que debemos aprender a seguir"
"Por una insurrección pacífica"

Estos son los escasos, amenos y cortos capítulos del alegato. Que nadie espere una exposición sobre la situación actual, Hessel solo nos llama a la indignación, no da por qués. Que nadie espere revelaciones, cualquiera que le interese el tema y la actualidad –aún me sorprende la gente sin interés por el mundo en el que vive-, puede rellenar estos capítulos, con menos gracia pero igual o mejor de contenido, pero Hessel... Hessel es un héroe.

Y esa es la clave, Hessel es un héroe. No dice nada nuevo, incluso dice más bien poco. Pero su objetivo es llegar a la mayor cantidad posible de gente e indignarlas, despertarlas de su sueño de indiferencia. Un noble propósito por el que el autor necesitaba tener prestigio, por el que tenía que ser -y tras leer su biografía, realmente lo es- un héroe y no un “perro flauta” o los “resentidos idealistas” de siempre. Para este noble propósito se ha usado una gran campaña de marketing digna de algunos best-seller.

Para mí, de lo mejor ha sido el prólogo de Sampedro, casi tan largo como el resto del alegato. Recoge alguna de las mejores citas de Hessel –hay citas realmente buenas- y desarrolla, reflexiona y explicita más sobre la situación actual a partir de ellas. Hessel te invita a la indignación, Sampedro te indigna con la situación actual. Tal vez ese sea el problema, si Sampedro adelanta lo mejor del alegato, y con más fuerza, el resto puede parecer un paseo que ensalza demasiado la decepcionante ONU.

Algunas citas imprescindibles:
“Hessel reconoce que para un joven de su época indignarse y resistir fue más claro, aunque no más fácil, porque la invasión del país por tropas fascistas es más evidente que la dictadura del entramado financiero internacional.” (Sampedro)

“El fundamental motivo de la resistencia fue la indignación. […] Apelamos a las jóvenes generaciones […] coged el relevo, INDIGNAOS! Los responsables políticos económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no pueden claudicar ni dejarse impresionar por la DICTADURA ACTUAL DE LOS MERCADOS FINANCIEROS QUE AMENAZA LA PAZ Y LA DEMOCRACÍA”

“Los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente”

“Se atreven a decirnos que el Estado ya no puede garantizar los costes de estas medidas ciudadanas. Pero ¿Cómo puede ser que actualmente no haya suficiente dinero para mantener y prolongar estas conquistas cuando la producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde la Liberación, un periodo en el que Europa estaba en la ruina?”

“Podría decirse que el terrorismo es una forma de exasperación, y que esta exasperación es un término negativo. No deberíamos exasperarnos, deberíamos esperanzarnos. La exasperación es una negación de la esperanza. Es algo comprensible, casi diría que natural, pero precisamente por eso no es aceptable. Porque no permite obtener los resultados que puede eventualmente producir la esperanza."

“Reconozco que la violencia, cualquiera que sea la forma bajo la que se manifiesta, es un fracaso. Pero es un fracaso inevitable puesto que estamos en un mundo de violencia. Y si es cierto que el recurso de la violencia contra la violencia corre el riesgo de perpetuarla, también es verdad que es el único medio de detenerla” (Sartre) A lo que Hessel añade “la no violencia es un medio más eficaz de detenerla”


Por último algo realmente sorprendente, una zancadilla que se pone a si mismo Hessel de camino a su objetivo, una "c" abierta prisionera en un ©írculo vi©ioso de privatización intelectual.

Sea como sea, el mensaje es claro y necesario. INDIGNAOS! y entonces REACCIONA! Yo por mi parte iré con ese mensaje a las urnas.

Escrito por Tharl hace mas de un año, Su votacion: 7