En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LA GUERRA DE LOS MUNDOS

Tendencia a subir 7.04
53 votos
Portada de LA GUERRA DE LOS MUNDOS

Comprar LA GUERRA DE LOS MUNDOS en Amazon.es

Autor: HERBERT GEORGE WELLS
ISBN/ASIN: 9788497937818
Género: Ciencia Ficción
Editorial: DEBOLSILLO
Fecha de edición: 2005

Sinopsis:
La guerra de los mundos, publicada por primera vez en 1898, narra por primera vez en la historia de la literatura un tema que será recurrente desde entonces y originará todo un subgénero dentro de la ciencia ficción: la invasión hostil de la Tierra por extraterrestres procedentes de Marte, recibidos por una humanidad ingenua que tendrá que organizarse para impedir una destrucción masiva del planeta. A través de esta fábula en la que las descripciones científicas, las premoniciones sobre el futuro de la tecnología y los entresijos de la política ocupan un lugar central, H. G. Wells nos habla sobre la vanidad y la seguridad ficticia de una humanidad autosatifecha, y los peligros que acechan su supervivencia.

Etiquetas: Relatos, Adaptación al cine

 
Ordenar reseñas:

GUERRA TOTAL
5 con 5 votos

Está muy bien esta novela. ¿Y porqué?, se preguntarán algunos sin comprender que se pueda decir algo tan tajante de una simple novela de marcianos. Bueno, pues, tengo mis razones para decirlo. La primera y fundamental es que, como en cualquier otro libro, el dato inmediato que uso para hacer una primera valoración es que me haya gustado; lo qué, no sólo quiere decir que me haya entretenido; también, que una cierta emoción se haya mantenido en mí durante su lectura, aquello que normalmente entendemos por una lectura satisfactoria. Esto, así, tal como lo acabo de enunciar, no ocurre todos los días lo que, ya de por si, es todo un dato. Pero luego, al igual que hago con libros que no me han satisfecho tanto, viene la digestión de la lectura, su asimilación en un proceso que a veces mejora claramente las sensaciones iniciales, pero que, otras veces las empeora. Tampoco me ha ocurrido esto último. Podría decir, que de ese segundo filtro el libro sale reforzado. Por que, partiendo de la base de que se trata de una novela de tema fantástico, algo con cierto parecido a lo que significó Julio Verne, el tema de su argumento no la coloca directamente como literatura de segunda división. Además sus similitudes con Verne son muy superficiales, éste escribía novelas, básicamente, de aventuras y el hecho de que sus temas girasen siempre alrededor de alguna premisa científica de carácter futurista no quiere decir que sus vaticinios técnicos, fueran otra cosa que una simple excusa en la que cimentar su trama aventurera. En “La guerra de los mundos” Wells, no se toma el asunto futurista como excusa para plantear otra línea argumental que no sea el propio asunto central del libro y, por cierto, se lo toma como algo muy serio, no hay en su actitud ni la más mínima frivolidad. No quiero decir con esto que sus análisis, sus reflexiones sobre el tema y las contestaciones a las preguntas que él mismo se plantea, sean las respuestas definitivas a estos interrogantes, pero son muy dignas, dadas las circunstancias del momento en que se hacen (1898). Ya me parece bastante que adoptase esa línea de rigor, dejando de lado planteamientos, digamos, más comerciales. Pero esto atañe al planteamiento que el autor le da al libro. Luego vienen los resultados, y estos indican que, a pesar de lo dicho, el libro brilla por su credibilidad para lograr dos efectos: en primer lugar, consigue una auténtica novela de aventuras, o incluso diría, bélica, con la tensión y la vivacidad de las mejores del género; en ella, los protagonistas las pasan canutas y el lector vive con intensidad y preocupación sus peripecias; y en segundo lugar, que la narración tenga la fuerza necesaria para que el lector, se haga preguntas similares a las que se hacen los personajes, sufra con ellos, se acongoje hasta lo infinito, y en definitiva, se sitúe perfectamente en tan apocalíptico escenario sopesando las posibilidades que se les ofrecen. Y así, Wells nos describe minuciosa y eficazmente la situación, una situación que a estas alturas que estamos del siglo XXI, podríamos decir que ya se ha visto en el mundo, aunque los marcianos no se hayan molestado en venir a propiciarla. Porque, ¿qué cosa más parecida a lo que sufren los ingleses en esta novela, fueron las calles de un Berlín arrasado en marzo del año 1945?, o ¿porqué no pensar, tal vez, en agosto del mismo año en la desesperación infinita de los habitantes de Hiroshima supervivientes de aquella hecatombe que transformó en un momento sus calles en un paisaje abrumador de muerte y destrucción? Imágenes como esas, se van formando en la mente del lector de “La guerra de los mundos”, según va avanzando en su lectura. O quizá también, un horror parecido sintieron los habitantes de alguna playa cualquiera de Sumatra en 2004, el saber con certeza que en apenas unos minutos el sunami se les llevaría por delante. ¿Qué harían, a que dedicarían esos últimos minutos; atropellarían a alguien, o matarían con tal de salvarse? Por tanto, me niego a formular un juicio (claro que es el mío particular), en el que se considere esta novela como un simple ejercicio de narrativa de ciencia ficción sin más calado. Para mí ha sido un libro magnífico, que he leído con mucho interés; un libro, que me ha hecho disfrutar con el vértigo de los hechos que allí suceden de manera atropellada; que me ha hecho pensar, en las consecuencias que todo esto tiene para el género humano y, sobre todo, para la individualidad de las personas, sometidas repentinamente a decisiones al límite, en las cuales su comportamiento es una auténtica incógnita; y que por fin, como colofón, ha sabido cerrar de una manera que, a mí personalmente, me pareció bastante brillante. Y ya por último, confesaré mi estupor tras la lectura de este libro, por que, nunca me gustó ni me atrajo la ciencia ficción, nada, ni lo más mínimo. De lo cual colijo inmediatamente, que si este libro me ha gustado ha tenido que ser forzosamente por estar muy bien resuelto, por propiciar una lectura satisfactoria e interesante, también, por un tono de cierta inocencia derivado de ser una autentica novedad en su momento, pero todo ello, al margen del tema que trata que, como ya digo, no era de mí gusto; en principio, y no creo que, por la lectura de este libro, eso vaya a cambiar.

Escrito por sedacala hace mas de un año, Su votacion: 8

CURIOSO
0 con 0 votos

Los extraterrestres y la tecnología parecen propiedad exclusiva del futuro o la actualidad. Este relato es una curiosísima excepción, porque los visitantes llegan en un periodo de dominio de los vampiros aristocráticos, los brujos siniestros y los fantasmas desolados. Es como ver a Stoker, Poe o incluso Shelley (que ya se acercó al cambiar la hechicería por el bisturí) escribiendo sobre naves espaciales. Merece la pena leerlo aunque sólo sea por ver el origen de tanto hombrecillo verde.

Escrito por Minaith hace mas de un año, Su votacion: 7

INTERESANTE.
0 con 0 votos

La novela de Wells ha servido como inspiración desde su publicación para todo el entramado de 'científicos' ensimismados con la existencia de una raza superior que en cualquier momento podrá llegar y masacrarnos ante nuestras propias narices; pero además sirvió para dar el pistoletazo de salida a un nuevo género altamente recurrido tanto en el cine como en la literatura -novelas y cómics- estoy refiriéndome a la Ciencia Ficción.

Ciñéndonos a la novela podremos destacar de ella la gran imaginación de su autor capaz de emplear términos imaginarios trasladándolos a un mundo real y veraz, su narración es correcta y su extensión es lo máximo que se pudo permitir dada la historia.

Por lo que no deja de ser una historia interesante e imaginativa, al más puro estilo de las afamadas novelas de Julio Verne.

Aunque fue con Orson Welles y el famoso suceso radiofónico el que elevó a la fama esta -hasta entonces desconocida- novela.

Escrito por manu_rodri93 hace mas de un año, Su votacion: 6