En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO

Tendencia a subir 7.12
173 votos
Portada de EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO

Comprar EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO en Amazon.es

Autor: J.D. SALINGER
Título original: The Catcher in the Rye
ISBN/ASIN: 9788435034760
Género: Literatura contemporánea
Editorial: EDHASA
Fecha de publicación: 1951
Fecha de edición: 2007
Número de páginas: 276

Sinopsis:
Publicada originalmente en 1945, la obra maestra de Salinger se convirtió inmediatamente en una obra de culto de toda una generación de lectores. La impresionante fuerza con que el adolescente protagonista se mira a sí mismo es de una brillantez sostenida como sólo muy pocos autores pueden lograr. Las peripecias del adolescente Holden Cauldfiel en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, y a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.

 
Ordenar reseñas:

EL GUARDIAN ENTRE EL CENTENO Y EL TRIGO
4.6 con 5 votos

Cada vez que leo u oigo un comentario sobre este libro observo que provoca reacciones contrapuestas en los lectores; a unos les gusta, a otros les resulta inmerecida su fama, escasean los realmente indiferentes. No parece que en ello intervenga ninguna dificultad especial de lectura o comprensión que se lo ponga cuesta arriba a algunos. Al contrario, parece un simple caso de elección estética, a unos les gusta y a otros no. Pero esa opción estética, no se establece en función de criterios esencialmente literarios, no es que a unos y otros les guste o disguste por su estilo o su esquema argumental o cualquier otra cosa relacionada con la escritura. Lo que marca las diferencias, es la historia en si misma, y más que la historia su protagonista y la filosofía que aplica en el transcurso de las páginas de la novela. A muchos, les cayó bien este tipo, sintieron una corriente de simpatía hacia él y a partir de ahí les pareció estupendo y divertidísimo; y digo muchos, por la evidencia del éxito de la novela. Pero otros, muchos también sin duda, la leyeron atraídos por la recomendación de los que les había gustado y se encontraron con algo, diría que contrario a su forma de ver la vida, algo que es casi un ataque frontal contra unos ciertos valores, o simplemente algo estúpido y sin gracia. Y así, defraudados o más aún ofendidos mostraron su disgusto y su estupor ante lo que consideran injustificada fama de la novela.

Parece mentira, pero el comportamiento del protagonista de la novela, su actitud y sus idas y venidas, determinan la opinión que los lectores van a tener del libro. Así de fuerte; es como si a las personas a las que les parece mal asesinar ancianas con un hacha, por la misma razón no les guste CRIMEN Y CASTIGO y en cambio, la gran novela de Dostoievski solo fuese del agrado de aquellos que tienen tendencias criminales. Reconozco que es una comparación muy exagerada, pero sirve muy bien para indicar exactamente mi tesis: que gusta o no gusta en función de como caiga el comportamiento del protagonista.

Llegando a este punto del análisis hay que tratar de responder acertadamente a la pregunta obvia, la que cae por el propio peso de la lógica. ¿Tan sensible es el tema de la novela para que provoque esas fobias y filias? Y también ¿Acaso el éxito de este libro puede residir precisamente en su temática rompedora? Indudablemente está bien escrito y su trama argumental está bien montada, por ahí no hay nada que objetar; pero tampoco eso por si solo, llevaría a EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO a la posición privilegiada que ocupa en la estimación de tantos lectores.

En efecto, creo que hay algo más que tiene que ver con el momento histórico en que se sitúa. Es un momento clave; pasada la Segunda Guerra Mundial se producen cambios en muchos terrenos. Económicamente hablando, los países ganadores de la guerra reactivan un pulso emprendedor para superar el desgaste bélico. Atrás queda la depresión del 29 y los años de la guerra. La tecnología, en parte como consecuencia del desarrollo de la industria armamentística, disfruta de un despegue espectacular; el estado del bienestar se instala entre las clases medias. Los americanos que han vivido ese proceso se sienten exultantes, convencidos de que es un logro que ellos mismos, han contribuido a forjar.

Si, pero. ¿Y las nuevas generaciones? ¿Asumen bien esta situación; la entienden? Evidentemente muchísimos de ellos se adaptan a los nuevos tiempos, pero está claro también, que hay sectores juveniles que no se centran, por decirlo vulgarmente. En la situación dura y difícil de los años anteriores con escaso trabajo o en un momento de guerra declarada, bastante hay con sobrevivir, pero en un ambiente cómodo, donde todas las necesidades materiales están cubiertas, surge la figura del joven insatisfecho e incomprendido. Me estoy refiriendo a esos individuos que tan bien representó en el cine un tipo como James Dean, sobre todo en AL ESTE DEL EDEN y en REBELDE SIN CAUSA. Es obvio que el tono de estas películas de Elia Kazan era denso y dramático, mientras que el de Salinger, es ligero y distendido, pero de alguna manera se está hablando de lo mismo; esos jóvenes plantearon problemas a sus padres y a ellos mismos y el mundo de la ficción los reflejó de manera desgarrada en muchos casos y de manera optimista en el caso que aquí tratamos. Esas películas impactaron en los cines de todo el mundo y de igual manera EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO, causó impacto en el mundo literario, y quizás una de las causas de su éxito, fuera precisamente la originalidad de ese tratamiento ligero y desdramatizado.

Sea como fuere, ahí vemos la peripecia urbana del protagonista, que actúa descaradamente; que es a la vez simpático; que tiene su propio código de lo que es sensato y lo que no lo es; que aplica su lógica “sui-generis”, pero lógica al fin y al cabo; que trata de vivir de la forma más estimulante que puede. Ésta peripecia, decía, le hace ser el icono de algunas personas que enfocan la vida de una manera un poco… individualista, o incluso anarquizante, me atrevería a decir. Del otro lado, en cambio, esa misma actitud del protagonista le convierte en el punto de mira de aquellos que tienen un enfoque racional, trascendente y comprometido de la función del hombre en la sociedad, a estos el aspecto canalla y desvergonzado de Holden les parece tan moralmente nocivo, que paraliza en sus mentes todo lo que de acertado, literariamente hablando, pueda tener la novela. No procesan bien sus virtudes, no las ven, están bloqueados y la ponen a parir o sencillamente consideran absolutamente idiota a su protagonista. Los otros, por el contrario, activan al cien por cien sus neuronas, y disfrutan, y se ilusionan pensando que, seguramente nunca se hubieran atrevido a hacer lo que este chico hace pero, en el fondo, les hubiera encantado hacerlo.

Mi opinión, si algún despistado no se ha dado cuenta todavía, coincide claramente con la de estos últimos; recuerdo haber leído pasajes del libro que me provocaron autentica risa mal contenida, que estoy seguro, que lectores del otro bando habrían pasado serios como palos sin verle la más mínima gracia. Ah, lo de la lectura juvenil no viene a cuento; este es un libro como cualquier otro, para leerlo a cualquier edad, y yo particularmente no creo que influyan demasiado los años del lector en la adopción de una u otra postura.



PD. La división en dos bandos de los lectores de éste libro, es una conclusión que he extraído de comentarios boca a boca con amigos o conocidos. En Sopa de Libros creo que ocurre algo parecido, pero aquí en cambio, las votaciones no lo reflejan. Es decir, los votos de 5, 6 y 7, están muy equilibrados con los de 8, 9 y 10, pero yo creo que los 5, 6 y 7, aún siendo objetivamente notas no muy bajas, reflejan sin embargo la opinión de los que yo digo en la reseña, que no les ha gustado nada, pero que por alguna forma de pudor, no han querido ponerle abiertamente un suspenso. Y esto último lo digo por el mensaje, más o menos subliminal, que creo extraer en las reseñas ya publicadas.

Escrito por sedacala hace mas de un año, Su votacion: 8

APROBADO JUSTITO
2.8 con 5 votos

Ni me enganchó, ni me impresionó, ni me dejó un mensaje. Me pareció entretendo y fácil de leer, pero supongo que eso fue debido a su escasez de páginas.
Así que soy de las que no entiende que la califiquen de obra de culto y me parece incomprensible su prestigio.
Me dejó bastante fría..

Escrito por Nastenka hace mas de un año, Su votacion: 5

ME HA GUSTADO BASTANTE
2.75 con 4 votos

Recuerdo una conversación que tiene el protagonista con cierto personaje donde este se queja del comportamiento del profesor y los alumnos frente a una persona que está contando algo oralmente. La clase no permitía que se saliese del tema, o como el protagonista decir "divagar".

Ese es un verbo que podría definir el libro, una divagación. El hilo argumental es muy sencilla y apena ofrece muchas posibilidades pero lo importante, y lo que mas me ha gustad del libro, son las divagaciones del personaje. Como empieza hablando de algo y te empieza a contar el color de los bolis en el este de china, vamos, de cosas que no tienen nada que ver.

Lectura sencilla, para cualquier edad. Se hace ameno y entretenido, al menos a mí que quería seguir leyendo.

Es una pena que los adolescentes de ahora sean tan imbeciles que no leerán este libro. Muchos de ellos se podrían ver reflejados en el libro.

Escrito por tazguy00 hace mas de un año, Su votacion: 9

AGRIDULCE
2.5 con 2 votos

Algo se me ha escapado del libro que no consigo ver. Quizá es cierto eso de que es un libro para leer cuando uno es adolescente. Personalmente creo que es un libro muy real, muy cercano, un fiel reflejo de la juventud de antes, de ahora y quien sabe de la que vendrá pero personalmente, leer... un libro en el cual 3 de 4 palabras son insultos y tacos me parece realmente cansino. La gente joven creo que lo disfrutará mas que la persona "cuarenta añera" que lo lea por primera vez.

Escrito por Atharid hace mas de un año, Su votacion: 5

¡HAY UNA PIEDRA EN EL SUELO! ¡DEPRIMENTE!
2 con 2 votos

Un adolescente que se deprime por todo, abrumado por la vida en esa edad complicada. Lo leí siendo demasiado joven y se me escaparon muchas cosas, pero recuerdo que podría ser un espejo que nos mostrara las propias tonterías quinceañeras al vérselas hacer (o pensar) a otro.

Escrito por Minaith hace mas de un año, Su votacion: 6

BUENO
2 con 2 votos

A mí este libro me gustó mucho. La personalidad del protagonista es un tanto cansina, pero no siempre tiene por qué gustarnos el personaje principal (véase Humbert Humbert). Es todo un reto seguir leyendo a pesar del desagrado de su forma de ser.

Escrito por auragris hace mas de un año, Su votacion: No ha votado

FRIO
2 con 2 votos

Como con otros títulos la fama que lo precede ha conseguido que mi impresión al finalizarlo sea de decepción. Como muchos otros comentan no sé si es un libro "temporal", y que leyéndolo en la adolescencia se convierte en un reflejo de tus inquietudes y pesares, pero a mí ahora mismo me deja muy, muy frío... Agradecí que fuera breve, ya que su lectura me estaba aportando más bien poco.

Saludos

Escrito por paco_elflaco hace mas de un año, Su votacion: 5

EL ORIGEN DE LOS EMO
1.33 con 3 votos

Todo está inventado, gentes: el dolor de dejar el nido (aunque por supuesto ellos le darán otro nombre) que tanto lloran nuestros emo es el mismo que manifiesta este adolescente. Cuando ya no estás en esa edad, te dan auténticas ganas de ahostiarlo para que espabile.
Y a los emo, también.

Escrito por Kementari hace mas de un año, Su votacion: 6

CLASICAZO
1 con 2 votos

Un clásico de lectura obligatoria en el cole que hay que saber enmarcar en su contexto. En su día totalmente rompedor, hoy cualquier chaval se quedaría frío. Si tienes la suerte de que alguien te enseñe las claves de su lectura, lo disfrutarás mucho. Si nunca has tenido un buen profesor de literatura, quédate viendo Sálvame...

Escrito por Leandro_Vázquez_Cerv hace mas de un año, Su votacion: 9