En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LOS GIRASOLES CIEGOS

Tendencia a subir 7.46
50 votos
Portada de LOS GIRASOLES CIEGOS

Comprar LOS GIRASOLES CIEGOS en Amazon.es

Autor: ALBERTO MÉNDEZ
ISBN/ASIN: 9788433968555
Género: Narrativa
Editorial: ANAGRAMA
Fecha de edición: 2006

Sinopsis:
Premio Nacional de Narrativa 2005. Este libro es el regreso a las historias reales de la posguerra que contaron en voz baja narradores que no querían contar cuentos sino hablar de sus amigos, de sus familiares desaparecidos, de ausencias irreparables. Son historias de los tiempos del silencio, cuando daba miedo que alguien supiera que sabías. Cuatro historias, sutilmente engarzadas entre sí, contadas desde el mismo lenguaje pero con los estilos propios de narradores distintos que van perfilando la verdadera protagonista de esta narración: la derrota. Un capitán del ejército de Franco que, el mismo día de la Victoria, renuncia a ganar la guerra; un niño poeta que huye asustado con su compañera niña embarazada y vive una historia vertiginosa de madurez y muerte en el breve plazo de unos meses; un preso en la cárcel de Porlier que se niega a vivir en la impostura para que el verdugo pueda ser calificado de verdugo; por último, un diácono rijoso que enmascara su lascivia tras el fascismo apostólico que reclama la sangre purificadora del vencido. Éste es el primer ajuste de cuentas de Alberto Méndez con su memoria y lo hace emboscado en un flagrante intento de hacerlo desde la literatura.

 
Ordenar reseñas:

UN EPISODIO DE NUESTRA HISTORIA
4.43 con 7 votos

Es curioso que la gente joven como yo, tengamos las catástrofes de la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial como algo lejano, algo del pasado, algo olvidado… pero es pararse a pensar y no ha pasado ni siquiera cien años, eso no es nada de tiempo, como quien dice eso ocurrió ayer. No conocía mucho sobre la Guerra Civil, pero mi abuelo ya vivía cuando empezó, según este maravilloso libro, y otra información que he buscado y preguntado, fue algo horrible, una guerra injusta en la que murieron muchas personas inocentes y he oído que dependiendo de la zona en la que vivieras te obligaban a pertenecer a un bando u otro, sin importar tu ideología… En este libro compuesto por cuatro Derrotas (así es como se llaman cada una de sus historias) se narran hechos de unos vencidos, que no caben en una sociedad en la que reina el silencio y el miedo. Una angustia como la que viven cada uno de los personajes que de una u otra forma se tienen aquel encerrar, esconderse en sus “jaulas” como si de animales maltratados se tratasen. Nada más empezar lees como capítulo de la primera Derrota: “Si el corazón pensara, dejaría de latir” es increíble cuánto el hombre se puede deshumanizar, y llevar su ideología al máximo posible, sin importar los medios, sin importar el sufrimiento de las víctimas, el Capitán Alegría en ese sentido fue un héroe, al hacer caso a su corazón y no dejarse llevar por la euforia de una victoria hace mucho conseguida, el que haya leído este libro me entenderá.
Un aspecto que me ha encantado de este libro son los distintos narradores, cómo se intercalan, la primera persona, el uso de cartas en medio por el relato en la que los personajes expresan sus sentimientos, porque es la única vía que tienen para acabar con su soledad y su angustia.
Todas ellas son bellas historias, preciosas, aunque también dolorosas, pero muy cercanas al protagonista, posiblemente por ahora es el libro que mejor ha expresado el dolor, la impotencia, la soledad… la historia más bella, y más triste es según mi punto de vista la segunda Derrota, es mágica a la vez que aterradora, y el mejor ejemplo de cómo personas inocentes que nada tuvieron que ver con esa injusta guerra. Conocer la historia, es necesario, para no cometer los errores que nuestros antepasados cometieron, este es un buen libro para conocer la historia de nuestro país para recordar nuestro pasado, y no caigan en el olvido todas esas personas que sufrieron una de las partes más oscuras de nuestra historia, una pena que en 2005 Alberto Méndez fuera galardonado con el Premio Nacional de Narrativa, porque un año antes falleció, y si no me equivoco este fue su única obra, y una obra bastante destacada, me esperaba mucho menos de este libro, pero me ha sorprendido.
Los girasoles ciegos una maravillosa obra que nos demuestra que en las guerras no hay vencedores y perdedores, sino que todo son vencidos.

Escrito por Tole hace mas de un año, Su votacion: 9

GRATA SORPRESA
4.33 con 6 votos

Eso es precisamente lo que me ha parecido la ahora célebre novela de Alberto Méndez. No he visto la adaptación que se ha hecho sobre ella o sea que me acerque a ella por pura casualidad y sin unas expectativas muy buenas, la verdad. Y cómo me ha alegrado en esta ocasión que estas se vieran defraudadas, ya que la novela me ha parecido excelente. Con un estilo maravilloso, fluido, evocador y poético. Una novela que atrapa por lo que se narra y por el cómo se narra. Sobretodo esto último sorprendente en un autor por entonces novel y en un subgénero, el de novelas sobre la guerra cívil, tan trillado; aunque después de leida tengo mis dudas de que pueda enmarcarse dentro de ese subgénero ya que lo trasciende asombrosamente sin ningún género de dudas convirtiendose en una obra literaria de envergadura. Una novela sobre los perdedores y su dignidad, sobre la derrota y sobre seres derrotados. Una novela que invita a la serena y placida reflexión.Y todo ello con una estructura en forma de cuatro historias que se entrecruzan o enriquecen de forma natural y preciosa, en absoluto forzada. Una obra de perfecta orfebrería pero al mismo tiempo bella en su naturalidad. Os la recomiendo. No os defraudará.

Escrito por Hamlet hace mas de un año, Su votacion: 9

LA CEGUERA DEL POTENCIAL LECTOR
4 con 2 votos

Tras la lectura del libro y dado que está muy bien explicado en otras reseñas voy simplemente a centrarme en un pensamiento colateral que me ha aparecido y que lo liga, (sin que tenga nada que ver en sí mismo), a "El mundo y sus demonios" de Carl Sagan.

Y es que, como una persona muy acertadamente indicaba en goodreads sobre "El mundo...", ¿quiénes son los potenciales lectores que más aprovecharían la lectura de este libro? Pues precisamente aquellos ciertos votantes de cierto partido que JAMÁS lo leerán.

Este es un libro para dar dos pinceladas sobre las burradas que los Vencedores, (con su mayúscula autoasignada), se empeñaron en imponer a los vencidos por el simple hecho de "como puedo te pisoteo y me regodeo en ello". Probablemente se podrá alegar que si el resultado de la guerra hubiera sido el contrario, las burradas habrían sido las mismas aunque en sentido opuesto. Pero esto último es una especulación, mientras que lo primero es un hecho, salvo que seas ciego, sordo y autista y te empeñes en no ver (como parece que muchos se empeñan). Y este pisoteo a los vencidos, (y a los inocentes que simplemente pasaban por allí), es siempre infinitamente más deleznable que cualquier crimen que en el sinsentido de la guerra se pudiera producir.

Pero, justo estos señores no lo leerán, y sí lo haremos los demás para los cuales el libro es un poco más de lo mismo, quizá incluso un pelo panfletario. Ojo, yo sería incapaz de redactar nada ni con la mitad de calidad aunque tuviera 15 vidas, pero sinceramente me ha parecido una prosa un poco forzada. El libro hubiera sido francamente mucho más contundente si hubiera sido narrado sin que desde la primera palabra se sepa la clara opinión del autor. Yo al menos he echado de menos un poco de asepsia en el quirófano...

Por tanto, lo dicho: a quien no necesite que le abran los ojos, el libro le puede parecer duro, acertado, medianamente bueno, pero tampoco una gran obra maestra. Y a quien realmente le pudiera explicar algo nuevo para él, probablemente ni se acerque a la obra de este "rojo masón de mierda".

(Exactamente que lo que ocurre, en otro plano, con los "demonios/religión" y el mundo de Sagan).

Escrito por arspr hace mas de un año, Su votacion: 7

METRALLA EN LOS OJOS
3.75 con 8 votos

Este es un libro de aquellos capaz de transportarte a episodios desconocidos de nuestra historia reciente, aunque creamos que la posguerra civil española aconteció hace siglos por esa insana manía que tenemos de enterrar en el olvido todo aquello que duele recordar; pero si te montas en la máquina del tiempo y te das un garbeo por el periodo comprendido entre 1939 y 1942, verás que el cuentakilómetros solo te indica 68 años hasta hoy; y ahora que empezamos a contar las generaciones por siglos deberíamos ser conscientes de que no ha transcurrido tanto tiempo desde aquellas historias reales que contaban nuestros abuelos con formato de batallita mientras mamá les reprochaba que nos obligaran a tomar la apetitosa sopa de la experiencia.
Siempre con la voz baja y pausada del que daría su vida por los nietos-ideales pero nunca por la patria, mirando a hurtadillas a ambos lados por si venían los malos y reclinando la espalda en cualquier pared para protegerse de los cobardes que atacan por detrás. Porque siempre da miedo que alguien sepa que sabes de lo que hablas, que tienes información valiosa escondida tras la dignidad de la careta asignada, que puedes ser capaz de hablar con la propiedad que siempre da la verdad en tiempos revueltos, que siempre son, ayer y hoy, de… silencio.
Este es un libro subdividido en cuatro historias, donde el autor consigue ponerte la gallina de piel, una la robas si puedes de algún corral mientras observas como se te eriza la otra al filo de una madrugada helada e incierta de supervivencia. Brillante, la manera que tiene Alberto Méndez de cohesionarlas en un solo mundo de ausencia cruel con un ejercicio de estilo diferente para cada uno de los protagonistas de su cuarteto narrador: Un capitán del ejército franquista, un poeta adolescente, un preso en la cárcel de Porlier que habla con el idioma de los muertos, y un siervo de dios que te va a enseñar de una puta vez como las gastaba el fascismo apostólico de los vencedores… por si tu abuelo quiso saltarse este capítulo para no herir tu inocente sensibilidad. Tremendo.-

Escrito por Krust hace mas de un año, Su votacion: 7

LOS GIRASOLES CIEGOS
0 con 0 votos

Hoy, el Premio Nacional de Narrativa 2005.
El premio se le concedió al autor tras su muerte, casi un año después de la publicación de esta, su primera novela.

Tenemos una novela impactante y conmovedora, plagada de simbolismos, ambientada en la Guerra Civil Española y contada a lo largo de cuatro derrotas.

En la primera, titulada “Si el corazón pensara, dejaría de latir”, estamos en 1939. Conocemos a Carlos Alegría, un militar que se rinde a los republicanos porque sabía que estos iban a rendirse a su bando, el franquista. Pero no le sale como espera.

En la segunda, nos situamos en 1940 bajo el título “Manuscrito encontrado en el olvido”. Contado en forma de diario, un joven poeta nos hace partícipes de su huída a Francia, de cómo queda atrapado en las montañas junto al cadáver de su mujer, fallecida en el parto… tras el cual debe cuidar al bebé sin medios de ningún tipo.

En la tercera estamos en 1941, titulada “El idioma de los muertos”. Nos encontramos en un cárcel franquista, donde conocemos a Juan Serna, entre otros prisioneros, y asistimos a la vida en las galerías, los que se encuentran ahí, los que van y no vuelven, los que vienen de vuelta torturados o no…

En la cuarta, en 1942, tenemos la historia que da nombre a la novela: “Los girasoles ciegos”.
Contada a tres voces diferentes, tenemos a Ricardo, un republicano que vive escondido en el armario de su casa, haciendo su vida lo más normal posible, teniendo en cuenta que todos lo dan por muerto, salvo su mujer y su hijo, que tratan de convivir y sacar las castañas del fuego con la mayor discreción posible.

Es una novela sobre derrotas, todas ellas amplias y diferentes, pero igualmente sobrecogedoras, que poco a poco van enlazándose, aunque aparentemente no tengan nada que ver entre sí, salvo la situación política en la que se encuentran los personajes.
Historias reales de la posguerra, que son susurradas al lector, que deben saberse por duras y crudas que sean.

Me ha encantado, es fascinante cómo está escrito y contado todo, la sutileza con la que se une todo, teniendo al lector con el corazón en un puño y un nudo en la garganta.
Muy recomendable.

…Como recomiendo también la maravillosa adaptación al cine, con la que debo decir que lloré muchísimo, pero gracias a la cual decidí leer la novela que traigo hoy.

-Los girasoles ciegos, 2008. Maribel Verdú, Javier Cámara, Raúl Arévalo. ¿Tengo que decir más?

Escrito por Shorby hace mas de un año, Su votacion: 7