En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL PADRE SERGIO

Tendencia a subir 7.25
8 votos
Portada de EL PADRE SERGIO

Comprar EL PADRE SERGIO en Amazon.es

Autor: LEÓN TOLSTOI
ISBN/ASIN: 9788492403226
Género: Literatura contemporánea
Editorial: REY LEAR
Fecha de publicación: 1898
Fecha de edición: 2009

Sinopsis:
Atormentado por un desengaño amoroso, el príncipe Stepán Kasatski abandona el regimiento de la guardia del Zar Nicolái I e ingresa en un convento para hacerse monje con el nombre de Sergio. Lev Tolstói escribió esta novela entre 1890 y 1898, aunque no sería publicada hasta 1911, un año después de su muerte. El padre Sergio es una obra de madurez, una profunda reflexión psicológica donde analiza con un estilo directo y poderoso la sinceridad de la fe y la búsqueda desesperada de la libertad. Apasionado lector y traductor de los Evangelios, lo que le costaría la expulsión de la iglesia ortodoxa, Tolstói ofrece un final con moraleja no exento de ironía, de un sentido del humor profundo y sordo que late en cada una de las páginas del relato.

 
Ordenar reseñas:

DE LA VANIDAD A LA SENCILLEZ
4.67 con 3 votos

Última novela corta de ese tríptico formado por “La muerte de Ivan Ilich”, “El diablo” y “El padre Sergio”. Las tres novelitas (por su tamaño) fueron escritas por Tolstoi tras sufrir la gran crisis religiosa que le enfrentaría con la Iglesia Ortodoxa y con su familia, le hizo abandonar toda pretenciosa ambición, rechazar sus obras maestras anteriores y entregarse a una religiosidad basada en la renuncia y la sencillez más allá de los dogmas. Esta preocupación por el pecado -sobre todo la lujuria y la vanidad-, la entrega a Dios y la renuncia de lo mundano, y el “Verdadero” sentido de la vida terrenal es una constante que enlaza los tres relatos largos y les pone en diálogo entre sí, sobretodo “La muerte de Ivan Ilich” y éste.

Si en “La muerte de Ivan Ilich”, entre otros muchos temas puestos a relucir ante la presencia de la muerte (de ahí que sea la novela corta más lograda de esta época del autor), Tolstoi se interesaba por la liberación de las cadenas sociales-burocráticas que asfixian al espíritu mediante la ambición, la vanidad y la aprobación, y en “El Diablo” hacia algo similar en lo que respecta a las convenciones que impiden al protagonista ser él mismo; en “El padre Sergio” hace lo mismo pero aplicado a la carrera eclesiástica y sus instituciones: solo la renuncia a toda carrera eclesiástica y a toda ambición libera el espíritu y lo acerca a Dios; el único método para ello es vivir con humildad y total renuncia al margen de las instituciones. No es de extrañar que la Iglesia Ortodoxa le excomulgara.

El estilo de Tolstoi es idéntico al de los otros dos relatos: un estilo depurado, sencillo que va directo a la narración en detrimento de las descripciones (pero con algunas soberbias como la mutilación del padre Sergio), interesado ante todo por la psicología del protagonista de una forma penétrate pero excesivamente analítica y algo fría. Sin embargo, mientras que en “La muerte de Ivan Ilich” contaba con pequeños detalles de lo más enriquecedores, con una crítica más amplia y actual, un tono más logrado y una mayor variedad de temas tratados, y en “El diablo” había cierto toque perverso y autodestructivo de lo más inquietante, en este híbrido cristiano entre “Nazarín” y “Simón del desierto” no encontramos otra cosa que la destrucción de un yo con sus ambiciones y orgullo en pos de la más sumisa sencillez.

Escrito por Tharl hace mas de un año, Su votacion: 7