En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL MONJE

Tendencia a subir 7.47
17 votos
Portada de EL MONJE

Comprar EL MONJE en Amazon.es

Autor: MATTHEW GREGORY LEWIS
Título original: The Monk
ISBN/ASIN: 9788437613543
Género: Terror
Editorial: CÁTEDRA
Fecha de publicación: 1796
Fecha de edición: 2003
Número de páginas: 548

Sinopsis:
El 23 de septiembre de 1794, el joven Matthew Lewis con tan sólo diecinueve años, anunciaba en una carta a su madre que había escrito en sólo diez semanas una novela, entre 300 y 400 páginas en octava. Acababa de nacer una de las obras cumbre de la novela gótica, la forma más leída de literatura popular en Gran Betraña y buena parte de Europa desde finales del siglo XVIII hasta bien mediado el siguiente. La opinión pública se debatió entre declarar El monje como obra de ingenio o tacharla de blasfema y obscena. Situada en un decadente, hipócrita y mítico Madrid gótico, Lewis mezcla dos tramas bastante espeluznantes: la del libidinoso y blasfemo monje Ambrosio y la historia de Ramón y su fatídico amor por la desdichada Inés. Ambas historias están entrelazadas para crear una tensión entre su envoltura sentimental y su trasfondo neta y sombríamente gótico.

 
Ordenar reseñas:

VIRTUD O MUERTE
4.6 con 5 votos

En 1796 aparece este libro que despertó interés del público, a tal punto de convertirse en una de las novelas del gènero gotico màs leidas desde fines de s.XVIII hasta mediados del XIX. Como detalle curioso cabe decir que fue escrita de un tiròn (son 330 p.)por un joven de 19 años, que a raíz de la popularidad de su obra se le apodò Monk Lewis.
Cuenta dos historias. La del monje Ambrosio, modelo de virtud para una Madrid que lo idolatra y se reúne semanalmente para disfrutar de sus homilías. Sòlo que Ambrosio vivìa y predicaba una conducta porque estaba encerrado en el monasterio de clausura, del que no salìa jamàs. Pero el Demonio no conoce de puertas cerradas ni de hábitos de madera…
La otra es la vida, condenada por la superstición familiar, de Inès y su enamorado Raimundo, su hermano Lorenzo y la frustración trágica de sus amores.
Es una obra definitivamente del período romántico, de terror clásico y con todos los ingredientes gòticos.
Hay pasajes que rozan lo picaresco, tal que me recordaron al Decameròn y hasta a Chaucer, en la primera parte del libro, cuando los retaceos amorosos son malentendidos, las jóvenes alientan pasiones y conciertan entrevistas a las doce de la noche..
Pero después se desata el horror.
Francamente, 200 años después, sigue atemorizando el nivel de maldad y fanatismo que tienen los protagonistas, todos miembros de la Iglesia, monjas y monjes. Porque el terror es real. Es daño puro, monstruoso y sin remordimentos. Los laicos son rehenes de las crueles conspiraciones de los consagrados. No hay personaje laico que no sea una vìctima….
Si circula algún fantasma, es sòlo para suspirar de temor, al lado del sadismo humano. Màs bien son animas que han sufrido y buscan compensación.
Los ambientes son oscuros, las criptas húmedas y ciegas, los cadàveres putrefactos. La acción casi siempre transcurre de noche, poco duermen estos personajes.
Fue tildada de obscena. Si buscamos referencias eróticas las hay pocas, el sexo es la pèrdida del honor y ya. Gozan los que cayeron en la tentación y vislumbran el infierno. Todo un bagaje cultural y social, que Lewis acepta y cuestiona a la vez.
La OBSCENIDAD es el poder material que la Iglesia Catòlica tuvo sobre fieles laicos y consagrados. La Inquisiciòn era la representación real de Dios en la tierra. Y es en esta novela donde se despliega la màs concreta denuncia de los abusos y maldades infrigidas a una feligresìa cautiva de la fe, la ignorancia y el temor. Atrevido Monk Lewis…
Sobrevuela el demonio y su representación clásica : la mujer . Santa o p…. concepto perimido…si?
Las jóvenes no se abandonan a la pasión, porque si no pagan un precio horrible, como en la historia de los salteadores de caminos. El monasterio es el lugar para las que carecen de medios económicos, las que perdieron la virtud, las condenadas a ese destino por su familia. Se hace reiterada mención al interés del convento (de Santa Clara) de tener novicias de buena familia, que aporten recursos y lustre.
Como ven, no falta nada, ni siquiera un final, si no feliz, reparador.
Obra reivindicada por Andre Breton y Rimbaud, es un hito gòtico de denuncia, que entra como una cuña filosa, aùn hoy, en nuestro s.XXI.

Escrito por lucero hace mas de un año, Su votacion: 7