En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS

Tendencia a subir 7.8
30 votos
Portada de EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS

Comprar EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS en Amazon.es

Autor: DINO BUZZATI
Título original: Il deserto dei Tartari
ISBN/ASIN: 8420634476
Género: Narrativa
Editorial: ALIANZA EDITORIAL
Fecha de publicación: 1940
Fecha de edición: 1976
Número de páginas: 251

Sinopsis:
La fascinación que desde su aparición en 1940 ha despertado EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS, la más célebre novela de Dino Buzzati (1906-1972), proviene del paisaje formal de la fábula que narra, no de su significación oculta. Con todo, la historia del oficial Giovanni Drogo, destinado a una fortaleza fronteriza sobre la que pende una amenaza aplazada e inconcreta, pero obsesivamente presente, se halla cargada de resonancias que la conectan con algunos de los más hondos problemas de la existencia: la seguridad como valor contrapuesto a la libertad, la progresiva resignación ante el estrechamiento de las posibilidades vitales de realización, la frustración de las expectativas de hechos excepcionales que cambien el sentido de la existencia.»

Ficha creada por Hamlet

 
Ordenar reseñas:

ESPERANDO A...
5 con 10 votos

"¿Por qué calles y plazas se vacian
y todos vuelven a casa compugnidos?

Porque se hizo de noche y los bárbaros no llegaron.
Algunos han venido de las fronteras
y contado que los bárbaros no existen.

¿Y qué va a ser ahora de nosotros sin bárbaros?
Esta gente, al fin y al cabo, era una solución."
(fragmento del poema "Esperando a los bárbaros", de Cavafis)

Difícil debe ser que alguien, al leer la última frase de esta historia, quede impasible. Es, sin duda, uno de los libros más tristes que he leído (y mis lecturas nos suelen ser "divertidas").
Y eso que la trama parece más bien simple. Lo que se nos cuenta es la vida del teniente Giovanni Drogo, destinado a una Fortaleza fronteriza... y la espera constante del ataque enemigo.
Pero, no, en esta historia no hay sangre, ni luchas cuerpo a cuerpo. Lo que hay en estas páginas es terror, pero no un terror a la posible guerra. No. Es... otro tipo de miedo, un miedo profundo, una corrosión interna.
Porque Buzzati, para hacer que aflore ese miedo, lo único que necesita es encerrar al "hombre".
Y en ese encierro todo rezuma pesimismo, llega a ser agobiante la espera, la duda de lo que vendrá... pero no pude dejar solo a Drogo en su eterna espera(nza).

Buzzati nos enseña la inmensidad del horizonte que se observa desde la Fortaleza, el narrador nos repite, unas cuantas veces, en palabras de habitantes que ya llevan tiempo allí, lo fácil que sería salir de ella si se quisiera. Drogo tiene esa posibilidad, y al llegar decide que pronto saldrá. Pero nadie sale de ella, nadie se decide a abandonarla, y eso que ni siquiera el paisaje es alentador, como tampoco lo es la vida dentro de la Fortaleza; allí todo es rigor militar, sin escenas felices ni concesiones al bienestar...
Y así van pasando los días dentro de esos muros; días lentos, iguales unos a otros, todos regidos por reglamentos y contraseñas...

Y Drogo sigue pensando que un día se irá, que no es como ellos. Y lo sigues, y esperas con él... y llegas a verlo como un insecto atrapado en una tela de araña... siguiéndolo, dan ganas de gritarle que salga de ahí, de alargar la mano y destruir la trampa.
Pero Drogo no me oye, ni la trampa es palpable... y acaba, como el resto de sus compañeros, estancado en la eterna espera...
Y así siguen pasando los días, posponiendo una y otra vez la decisión de abandonar y empezar una nueva vida. Y espero, con Drogo, a los bárbaros, y me siento, con él, atraída por el inmenso desierto, que parece ser a la vez, la nada y la esperanza...

Y al llegar al final, con un nudo en la garganta, con los ojos húmedos, me pregunto a mí misma... ¿es a Drogo a quien realmente quieres advertir del peligro del estancamiento?

Creo que envejecí un poco junto a Giovanni...
Dejad que él os cuente sus miserias (que acabarán siendo vuestras)...

Escrito por Nastenka hace mas de un año, Su votacion: 9

NO HAY TEMOR SIN ESPERANZA, NI ESPERANZA SIN TEMOR
5 con 2 votos

Esta frase de La Rochefoucauld y muchísimas más pueden aplicarse a la obra de Buzzati. Los temas que aquí encontraréis han sido tratados, analizados y representados infinidad de veces y en infinidad de formas, no es la originalidad ni tampoco la profundidad lo que hace grande a esta novela. Lo que la hace extraordinaria es la belleza sobria del relato, su aire de leyenda atemporal, la fuerza sutil que logra mantenerte absorto y fascinado a pesar de que la anécdota se pueda explicar en una frase.

Y ¿cuál es la anécdota? Drogo ha alcanzado el grado de teniente y empieza su primer servicio en una fortaleza de frontera que vivió tiempos mejores y donde los que permanecen en ella, por decisión propia o no, anhelan un ataque enemigo eternamente esperado en el que puedan demostrar sus dotes y que sirva para dar sentido a sus vidas.

Y ¿cuáles son los temas? La novela es una sencilla alegoría de la soledad, el paso del tiempo, la esperanza y, en definitiva, el sentido y el propósito de la vida.

La esperanza, nos viene a decir la novela, allana convenientemente la tarea de reunir las fuerzas necesarias para levantarnos cada mañana…

“Era la hora de las esperanzas y él meditaba sobre las heroicas historias que probablemente no se harían realidad nunca, pero que, aun así, servían para alentar la vida”.

… y, sin embargo, puede constituir una trágica trampa en la que el posible gran gozo futuro se antepone al modesto disfrute presente con un resultado que muy a menudo se queda en una vida desaprovechada. Como muy bien dice Borges acerca de la obra, muchas veces esperamos multitudes en un desierto que ha estado, está y estará siempre vacío. Una característica humana explotada profusamente y con gran éxito por los altos poderes.

“¿Queda aún mucho? No, basta con atravesar aquel río de allá al fondo, con franquear aquellas verdes colinas. ¿No habremos llegado ya, por casualidad? ¿No son quizá estos árboles, estos prados, esta blanca casa lo que buscábamos? Por unos instantes da la impresión de que sí y uno quisiera detenerse. Después se oye decir que delante es mejor, y se reanuda sin pensar el camino“.

Toda la novela está envuelta en el halo de tristeza que caracteriza la personalidad de Drogo y que se nos revela desde sus sombríos presagios iniciales. Nos compadecemos de su soledad, de su inocencia ante el mundo y los que lo habitan, por su apatía, por su renuncia, por la fatalidad que le aguarda y puede verse en sus ojos, por la jugada final que le depara el destino, por hacer verdad la dura y pesimista verdad que le comunica su superior: “Después de todo, a uno le toca siempre lo que se merece.”

Al concluir la novela, sentimos algo de consuelo con la, sí, también, triste victoria que consigue Drogo con una sonrisa en los labios.

Escrito por Guille hace 2 meses, Su votacion: 8

LA ANGUSTIA DE LA ESPERA
4.67 con 12 votos

Esta reseña contiene spoiler
Leer

Escrito por nikkus2008 hace mas de un año, Su votacion: 10

RARAS SENSACIONES
3.6 con 5 votos

Curiosa y desasosegante novela. Realmente no sé como calificarla. Más que una historia, es un estado de ánimo, una descripción continua pero absolutamente embrujadora. Es realmente contradictoria y paradójica. Aún siendo absolutamente previsible (el libro ES la sinopsis), atrapa irremediablemente. Aún siendo una crítica (o así yo lo he interpretado) a la rutina absurda en pos de ideales de otros, no deja de ofrecer una dulce y triste visión poética del autosacrificio para seguirlos (aunque sea rezagado y a trancas y barrancas).

Lectura obligada aunque desde luego no en momentos depresivos.

Escrito por arspr hace mas de un año, Su votacion: 7