En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

CUENTOS COMPLETOS

8
1 votos
Portada de CUENTOS COMPLETOS

Comprar CUENTOS COMPLETOS en Amazon.es

Autor: GRACE PALEY
Título original: The Collected Stories
ISBN/ASIN: ISBN 9788433976
Género: Literatura contemporánea
Editorial: ANAGRAMA
Fecha de publicación: 1994
Fecha de edición: 2016
Número de páginas: 472

Sinopsis:
En 1994, Grace Paley recopilaba todos sus clásicos libros de relatos en un solo volumen, Cuentos completos, que recuperamos en esta colección. Desde Batallas de amor (1959) hasta Enormes cambios en el último minuto (1974) y Más tarde, el mismo día (1985), los personajes exuberantes y nada convencionales de Paley, su voz inconfundible y singularísima, de un temperamento excéntrico y radiantemente mordaz, así como un lenguaje de una riqueza poco común, afianzaron su posición como una de las escritoras más consumadas de los Estados Unidos.

Los cuentos de Grace Paley se caracterizan por su personal fusión de las convicciones políticas con las ideas y las experiencias personales, por su extraordinaria empatía y por su humorística, pero no por ello menos aguda, descripción de los acontecimientos, grandes y pequeños, que configuran la vida de una gran ciudad. A medida que progresa su obra, volvemos a encontrarnos con muchos de los personajes, y visitamos lugares donde ya habíamos estado, lo que hace que nos sintamos parte de un mundo intenso y lleno de vida, único y dolorosamente familiar.

Además de sus tres excepcionales libros de cuentos, Paley es autora de tres libros de poesía, una miscelánea de obras en verso y prosa y una colección de artículos, reportajes y conferencias. Durante toda su vida participó en los movimientos feministas y pacifistas, y se consideró «una pacifista bastante combativa y anarquista cooperativista». Directora de diversos seminarios y talleres, enseñó en varias universidades. Recibió distinciones como el Premio Vermont a la Excelencia en las Artes de 1993, el Premio de Cuentos REA de 1992 y el Premio Edith Wharton de 1989. En 1989 el gobernador Mario Cuomo la proclamó primera Escritora Oficial del Estado de Nueva York.

«Un conocimiento de la soledad, la lujuria, el egoísmo y la fatiga que resulta espléndidamente cómico» (Philip Roth).

«Inimitable: combina lo político y lo personal en ficciones impresionantes por su claridad, precisión y valeroso optimismo; siempre irónica, inteligente y cargada de buenos consejos y una profunda comprensión de las complejidades del corazón» (A. M. Homes).

«Grace Paley me hace reír, me hace llorar y, sobre todo, hace que la admire. Pertenece a la especie más rara de escritor, la que conjuga un don natural para la escritura con una capacidad expresiva inigualable: humorística, melancólica, directa, sencilla, enérgica, aguda» (Susan Sontag).

«La obra de Grace Paley hace que la novela, como forma literaria, parezca virtualmente superflua. Cualquiera de sus cuentos tiene más vida interior que la mayor parte de las novelas de otros escritores. Su obra ofrece una serie de milagros de concisión poética» (Angela Carter).

«Tan estupenda escritora como agitadora social, es una suerte para nosotros tenerla como compatriota» (Donald Barthelme).

«Sus relatos están llenos de energía e innovación discreta y deslumbrante. Desborda desdén, humor áspero, tristeza y generosidad. En ellos, vida y lenguaje son sinónimos: no hay elogio mayor» (Edmund White).

«Tres libros de relatos breves en páginas pero inmensos en logros, más que suficientes para convertirla en una admirada Gran Dama de las letras» (Rodrigo Fresán).

Ficha creada por Guille

 
Ordenar reseñas:

OTRO MARAVILLOSO LIBRO DE RELATOS
5 con 3 votos

Otra nota de 8 a un libro que tiene unos cuantos, no pocos, relatos de 10. Me refiero a todos aquellos que discurren en torno a la figura de Fe, bien como protagonista, bien como secundaria, bien como pretexto, bien como alguien que pasaba por allí. Los demás, salvo contadas y fantásticas excepciones, me han gustado menos; algunos, sobre todo los que son más explícitamente políticos, nada.

En cuanto a los primeros, me fue imposible no tener siempre presente a otra señora de reciente lectura, Lucía Berlín y su Manual para mujeres de la limpieza.

"Cerca ya de casa, crucé corriendo nuestro parque, donde había llevado a tomar el aire a mis hijos las tardes de los fines de semana al acabar el verano. Paré en la zona de juegos del nordeste, donde encontré a una docena de madres jóvenes que cuidaban inteligentemente de sus pequeños. Para prepararlas, sin querer herirlas, dije: De aquí a quince años, vosotras, chicas, estaréis como yo, os habréis equivocado en todo" (de uno de los mejores cuentos del libro, La corredora de fondo).

En los dos libros hay una mujer como columna vertebral, ambas fuertes en su debilidad, muy libres, de una sexualidad abierta y poderosa; ambas escritoras tratan la cotidianidad en sus relatos, la convivencia con padres, hijos, amigos, noviosmaridosparejas, y aunque hablan de ser madres, de no serlo, de ser hijas, de ser esposas, de no quererlo, de necesitarlo, hay mucho más en los cuentos de ambas. Los hombres, en general, son personajes secundarios, y, sin embargo, están profundamente presentes en la mayoría de ellos.

"Sigues pensando que siempre tiene que haber un hombre detrás de todo, Susan, como tantas mujeres. ¿Ah, sí? ¿Y tú no?"

Paley es más intelectual y menos emotiva que Lucia, más dura y con muchísima más conciencia política, con más humor también. Sus narraciones se entrecortan, las escenas se superponen unas a otras, con mucho diálogo, sin trama específica (estoy seguro que Carver leyó muy atentamente a esta señora). Uno de sus relatos, uno de los más conocidos (yo lo leí hace muchos años en una selección de los mejores cuentos norteamericano hecha por Richard Ford) trata precisamente de su concepción del cuento:

"Me gustaría intentar contar una historia así, si se refiere a ésas que empiezan: “Érase una vez una mujer…” y esa frase va seguida de una trama. Siempre he despreciado esa línea recta irremediable entre dos puntos. No por razones literarias, sino porque desvanece toda esperanza. Todo el mundo, sean seres reales o inventados, merece el destino abierto de la vida”.

Otro maravilloso libro de relatos escrito por una mujer y donde las mujeres son las protagonistas. O, simplemente, otro maravilloso libro de relatos.

Escrito por Guille hace 4 meses, Su votacion: 8