En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Tendencia a subir 8.13
217 votos
Portada de CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Comprar CIEN AÑOS DE SOLEDAD en Amazon.es

Autor: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
ISBN/ASIN: 9788420471839
Género: Clásicos de la literatura
Editorial: Cátedra
Fecha de publicación: 1967
Fecha de edición: 2004
Número de páginas: 550

Sinopsis:
Esta edición de Cien años de soledad está promovida por la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española, y ha sido publicada y distribuida en todo el mundo de habla hispana por el Grupo Santillana bajo su sello Alfaguara. Con el precedente de la edición de IV Centenario del Quijote, este libro se suma a un interesante proyecto de edición de grandes obras de la literatura en español que proyecta la RAE como una línea de ediciones conmemorativas ocasionales y de circulación limitada de los grandes clásicos de todos los tiempos. Tras ella, cuatro académicos hispanoamericanos -Pedro Luis Barcia (Argentina), Juan Gustavo Cobo Borda (Colombia), Gonzalo Celorio (México) y Sergio Ramírez (Nicaragua)- glosan distintos aspectos de la personalidad literaria de García Márquez y de lo que Cien años de soledad significó en la trayectoria de la novela hispánica y en su amplia difusión en el ámbito cultural. En Cien años de soledad aparece ante nuestros ojos todo un mundo. Para preparar el acercamiento a él, abren nuestra edición una breve semblanza de García Márquez escrita por Álvaro Mutis y una introducción de Carlos Fuentes. El magistral análisis que Mario Vargas Llosa hizo de la narrativa de García Márquez sigue siendo la más alta referencia y de él se ofrece una parte central. Dos estudios, de Víctor García de la Concha y de Claudio Guillén, tratan de mostrar caminos concretos de acceso al texto de la novela.

 
Ordenar reseñas:

OMNISCIENTE Y OMNIPOTENTE
4.8 con 5 votos

No se puede negar, independientemente del gusto personal, que “Cien años de soledad” es una creación realmente maravillosa. Es la historia de una casa, una estirpe, un pueblo, América Latina y el universo, confundidas en una inmensa fábula donde todas las historias se difuminan y confunden por capricho del tiempo en la casa familiar de un pueblo llamado Macondo cuando el mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Una novela total que sale bien parada de su desmedida ambición.

El tiempo lineal de la historia moderna, la historia de América Latina, se enfrenta al tiempo circular de los mitos del hombre. Desde el paraíso perdido precolombino se encuentran en Macondo el clasismo criollo de después, las terribles guerras civiles, la neocolonización capitalista y la lucha de clases con la fundación de los patriarcas del génesis, las plagas bíblicas, la ascensión de la virgen, el diluvio y, finalmente, en un excelente final, el apocalipsis. El resultado es esa rueda que de tanto girar se ha desgastado hasta que su rueca gastada en espiral es vencida por el tiempo lineal de la Historia y todo lo escrito será irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra.

Las víctimas de este girar desgastado son los Buendía, condenados a revivir las mismas tragedias, con las distorsiones ineludibles del desgaste del tiempo, generación tras generación de Aurelianos, José Arcadios, Remedios y Amarantas. Es en ellos donde la fábula se hace humana y se entrega a digresiones sobre la soledad de la muerte, la Soledad ineludible y la soledad compartida del amor.


Admiro la capacidad de condensación de García Márquez y su mayor creación de la novela: el narrador-demiurgo capaz de jugar con el tiempo a su antojo, adelantando y retomando acontecimientos como una excelente costurera que, sin pretender esconder las costuras, juega con todos sus hilos con la habilidad de Cloto; replicando y reflejando deformados acontecimientos de generaciones pasadas en las futuras, con la magia y la habilidad de un laberinto de espejos hechos de hielo; convirtiendo lo mágico en cotidiano gracias a un cuidado manejo de hipérboles y graduales preparaciones. Impresiona cómo Márquez logra hacer de la novela un inmenso tapiz temporal a descifrar en múltiples niveles sin dejar de ser, en su hermenéutica, diáfano como el agua. El éxito (o el fracaso) de “Cien años de soledad” se debe a este narrador omnisciente y omnipotente, un demiurgo que cifra de forma lineal pero con cabriolas temporales la condensada historia de los Buendía cifrada en los manuscritos de Melquiades.


Y sin embargo, más que el inmenso subtexto, más que las ambiciosas alegorías y digresiones de Márquez, lo que yo disfruto en su novela -además de pasajes puntuales como el final de los 17 Aurelianos, la huelga, el viento final, la unión de los últimos Buendía, etc.- es la sensibilidad al narrar el drama humano de los Buendía. De todos los aciertos de “Cien años de soledad” me quedo con la inmensa compasión que siente García Márquez hacia sus personajes, su traviesa ironía, sus juegos burlones, y su sensibilidad para tratar con naturalidad todos los temas de la vida, sin importar tabúes o la carga violenta, sexual o escatológica; sin negar a la vida lo que por derecho la pertenece. Es en estos aspectos íntimos, menospreciados por la crítica más interesada en los grandes propósitos del autor, donde un lector como yo, que sigue mirando de reojo a Chéjov recién guardado en la estantería, se pierde y disfruta de la humanidad destilada en las más de 500 páginas. Es también, en estos aspectos meramente humanos, donde la mediación de un dios narrador, por fabuloso que sea, me resulta irritante. Se interpone entre mí y sus criaturas y me condena a contemplar su drama desde las gradas. Salvo momentos puntuales, la empatía se desvanece, la inmensa galería de seres humanos se confunde, la magia se desvanece y leo impulsado tan solo por el buen hacer de este portentoso narrador.


“Cien años de soledad” tiene calidad de sobra para disfrutarla más allá de estas nimiedades, pero quien acuda, como yo, tentado por su hermoso título -qué don tiene este hombre para condensar sus novelas en pocas palabras- y su archiconocido comienzo o final, bajo la promesa de una magia irresistible, corre el riesgo de salir decepcionado.

Es curioso, pero como dije en otro lado, fue en “El amor en los tiempos del cólera”, tal vez una novela más íntima y menos ambiciosa, donde sí sentí la magia y el calor de García Márquez y no en su proclamada “obra maestra”. En ambas existe la misma ternura, compasión y comprensión hacia los personajes; la misma ironía; la misma ausencia de prejuicios y tapujos al hablar absolutamente de todo lo humano; las mismas obsesiones –el incesto, la soledad, el tiempo, la sociedad e historia latinoamericana…-, etc. Y sin embargo, lo que en el narrador de “Cien años de soledad” me resulta frío por estar absolutamente mediado por el narrador, a quien se ve demasiado preocupado en cuidar cada puntada de su ambicioso tapiz; en “El amor en los tiempos del cólera” me resulta cercano e íntimamente humano. Lo experimento en primera persona, no en tercera, como un mero observador.

Escrito por Tharl hace mas de un año, Su votacion: 7

OBRA MAESTRA
3.5 con 4 votos

Sin duda de la prosa de Gabriel García Márquez esta es su obra maestra.
La dinastía de los Buendía está contada como una pieza de relojería. Las historia corren rápido en un Macondo apocalíptico y los personajes se hacen inolvidables.
Una de las grandes novelas de Latinoamérica.
Un libro para releer.
Yo ya llevo tres veces y cada vez descubro más detalles.

Escrito por OMoraga hace mas de un año, Su votacion: 10

BRUTAL
3.5 con 2 votos

Empecé a leer el libro con grandes reservas sobre todo porque no puedo con el realismo mágico… Que alguien te esté contando una historia dura, (¿se puede contar una historia más o menos realista ambientada en la latinoamérica de los S. XIX – XX y que no sea dura dada toda su tradición de tiranos, dictadores y explotadores, bien foráneos, bien autóctonos?), y que de repente aparezca el espíritu de la tatarabuela a cocinarle unas gachas al protagonista y a arreglarle una cita con su amor de siempre, suele ser un paso al abismo las más de las veces. Vamos que, al menos a mí, siempre me da la impresión de que el autor está de coña, riéndose del tonto que ha conseguido engañar, (es decir yo), para que se lea su libro.

Pero en este caso, al menos a mí, me ha parecido lo contrario. El relato comienza y se desarrolla siempre como un "cuentito" sobre esa disparatada familia de los Buendía donde cualquier cosa, incluso el realismo mágico encaja perfectamente en su estructura de leyenducha sin pretensiones.

Y de repente debajo de esa cáscara superficial empiezan a surgir temas durísimos, perfectamente engarzados, fundamentalmente sobre la antes mencionada historia de dominación de latinoamérica, en muchos, (en demasiados), casos fomentada por la propia desidia de los latinoamericanos.

Por tanto solo puedo decir una cosa: BRUTAL. Y como muestra dos botones que espero que no destripen el libro:
+ El tren de los 200 vagones.
+ Que al "cruel" coronel Aureliano Buendía su perdición le vendría por la boca.

Escrito por arspr hace mas de un año, Su votacion: 9

CIEN AÑOS DE SOLEDAD
3.29 con 7 votos

No hay nada en ningún ámbito artístico que conozca que haya superado la historia, los personajes y la calidad de este libro.

Escrito por Pablo hace mas de un año, Su votacion: 10

AMBIENTE CARIBEÑO
3.17 con 6 votos

Sí, a mi también me pareció estupendo en las primeras páginas, incluso en la página ochenta o cien, me estaba gustando bastante porque, efectivamente el autor escribe muy bien. Pero a partir de ahí empecé a comprender y a sufrir, lo qué significa eso de “realismo mágico”. Ya no sé sí me sorprende, saber que son legión, los que disfrutan con ese caos y con esa magia, pero lo tengo claro: yo no soy uno de ellos. Cuando avanzas en la novela, poco a poco, va dejando de tener sentido la sucesión inagotable de generaciones descendientes, a la cual, le pierdes la pista a la vez que vas comprendiendo, que la clave de “Cien años de soledad”, no estriba en seguir atentamente la trama, por absurda, sino en dejarse llevar por esa magia, en la que la prosa de García Márquez te envuelve, disfrutando de la narración y de sus exageraciones.
Pero, he aquí, que ese mundo mágico, a la vez que descarnadamente realista, a mí más que subyugarme, me produce aversión y desagrado. Creo además, que es un relato de temática y ambiente caribeños muy alejados de nuestro temperamento y manera de ser mediterránea y europea; lo es, desde luego de la mía particular.
De todas formas, siguiendo mi costumbre, terminé el libro y formé mi opinión, la cual dejo expuesta aquí.

Escrito por sedacala hace mas de un año, Su votacion: 6

ESAS PEQUEÑAS COSAS QUE ACABAN SIENDO GRANDES.
3.17 con 6 votos

Y, hasta el final, no entiendes porqué este libro es tan grande, porque te absorbe de esa manera, porque, aunque entiendes lo que pasa, no lo entiendes. Comprendes lo externo, lo no importante, lo que ocurre, que de alguna manera, es lo más ínfimo del libro.En fin, un 9, y quizás me quede corto. Como corto se hace el libro cuando ves que es la última línea.

Escrito por Homer_66 hace mas de un año, Su votacion: 9

LE SOBRAN UNAS CUATROCIENTAS PÁGINAS
3 con 8 votos

Si hubiese tenido cincuenta o sesenta páginas me hubiera gustado mucho más. Se hace muy larga y aburrida la parte de la guerra, además de ser, como nos tiene acostumbrados el autor, bastante procaz por momentos, inconsistente y estúpidamente vacuo. Insisto en que tal vez, si hubiera constado este libro de 100 páginas como mucho, me hubiera parecido mucho más atrayente. Pero como ya he dicho, la prolongación innecesaria de la historia, ya de por si muy tonta, lo hace insoportable. Nunca comprenderé la fama que goza esta novela. Tengo que aclarar que a quién le pregunto sobre este libro, incluyendo mi madre, mi tía, mis amigas y algunos amigos también, me hablan maravillas; bueno, yo no las he visto, no las he sentido, lamentablemente.

Escrito por nikkus2008 hace mas de un año, Su votacion: 4

PRECIOSO TÍTULO, GENIAL HISTORIA
3 con 4 votos

Precioso título para genial historia, la que nos narra Marquez en "Cien años de soledad".
Cuando he comentado este libro con otras personas, encuentro siempre tres versiones: Los que no han podido con él, los que tozudos lo volvieron a intentar y les encantó, y los que nos enamoramos de él desde la primera página. A mí el título me pone el vello de punta.

Escrito por Dreamy hace mas de un año, Su votacion: 10

MARAVILLOSO
3 con 5 votos

Se que hay muchos a los que no les gusta, pero yo me enamoré de este libro desde las primeras páginas. Para mí es formidable, creativo, altamente simbólico.Y el final es sencillamente genial.

Amparados en el realismo mágico muchos autores/as latinoamericanos han hecho uso y abuso de este estilo, publicando historias extremadamente comerciales que en el fondo no son más que una copia de mala calidad de esta novela maravillosa

Escrito por marielbri hace mas de un año, Su votacion: 9

FALLIDO
2.4 con 5 votos

Tenemos un relato más o menos costumbrista sobre la gloria y caída de una casa en algún sitio de América del Sur, incluyendo episodios bélicos y de fantasía. Un relato fallido y aburrido para mi gusto. El desfile de personajes se sucede sin que dejen apenas rastro, siendo dos (Úrsula y el coronel) los únicos que se recuerdan cuando acaba la procesión de Josés, Aurelianos, Arcadios, José Arcadios, Aurelianos Josés... que al principio hace gracia y luego confunde y luego cansa.

Le he puesto la misma puntuación que a "La casa de los espíritus" de Allende sólo porque Márquez escribió la suya primero. Isabel Allende hace en su novela no ya un plagio descarado, sino un repaso y una reestructuración completa de los "Cien años de soledad"; y lo siento por Márquez, pero le da una buena lección de cómo escribir y narrar.

Escrito por Minaith hace mas de un año, Su votacion: 7

TODO Y NADA
2.14 con 7 votos

Es ese tipo de libro que te absorbe en sus primeras páginas, pero conforme vas avanzando en la trama te das cuenta de que es literalmente difícil de leerlo por las incansables generaciones y generaciones a través de la cual la trama discurre.

Cuando avanzas en la historia, te das cuenta que no hay que fijarse a quién le ocurre cada acontecimiento, sino observar las cosas absurdas que le pasan a algunos personajes e intentar jugar con el juego del realismo mágico del que se basa Gabriel García Márquez.

También decir que si hubiese sido un libro más condensado hubiese sido mejor, ya que se para en aspectos que no son interesantes y hacen que la lectura llegue a ser en algunos momentos aburrida.

Escrito por rogeelia hace mas de un año, Su votacion: 6

MIL HISTORIAS EN UNA
1.67 con 3 votos

En este libro se cuenta la historia de la vida, todas las historias posibles se dan cavida en esta nobela tan peculiar que no puede dejarte indiferente. Muy buena

Escrito por yocoke hace mas de un año, Su votacion: 8