En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

CANADÁ

Tendencia a subir 8.2
5 votos
Portada de CANADÁ

Comprar CANADÁ en Amazon.es

Autor: RICHARD FORD
Título original: Canada
ISBN/ASIN: 9788433978714
Género: Narrativa
Editorial: ANAGRAMA
Fecha de publicación: 2012
Fecha de edición: 2013
Número de páginas: 512

Sinopsis:
Dell Parsons tiene quince años cuando sucede algo que marcará para siempre su vida: sus padres roban un banco y son detenidos. Su mundo y el de su hermana gemela Berner se desmorona en ese momento. Con los padres en la cárcel, Berner decide huir de la casa familiar en Montana. A Dell, un amigo de la familia le ayudará a cruzar la frontera canadiense con la esperanza de que allí pueda reiniciar su vida en mejores condiciones. En Canadá se hará cargo de él Arthur Remlinger, un americano enigmático cuya frialdad oculta un carácter sombrío y violento. Y en ese nuevo entorno, Dell reconducirá su vida y se enfrentará al mundo de los adultos. Una bellísima y profunda novela sobre la pérdida de la inocencia, sobre los lazos familiares y sobre el camino que uno recorre para alcanzar la madurez.

«Un vasto y magnífico fresco. Ésta es una de las primeras grandes novelas del siglo XXI» (John Banville).

Ficha creada por Krust

 
Ordenar reseñas:

HOJAS DE ARCE Y ESTRELLAS
5 con 4 votos

“No hablamos mucho de nuestros padres. Allí sentados en los escalones, viendo a los murciélagos revolotear entre los árboles oscurecidos, frente a la luna jorobada y las pálidas estrellas en el cielo del este, los dos dábamos por sentado que habían hecho aquello de lo que les acusaban. Habría sido demasiado trágico que no fuera cierto. Habían estado fuera una noche, algo que no habían hecho nunca antes. La pistola había desaparecido. Estaba el dinero, y los indios llamándonos por teléfono y pasado en coche por delante de nuestra casa. Yo hasta quizá deseé fugazmente que fuera verdad, por mucho que no hubiera sido capaz de admitirlo, como si al atracar un banco nuestro padre hubiera suplido algo de lo que siempre hubiera carecido. Lo que ello significaba en el caso de mi madre era una cuestión mucho más difícil de dilucidar.”

510 hojas o páginas que se hacen tan largas como los 8.891 kilómetros de distancia que mide la frontera de la Canadá del título con los Estados Unidos de origen de sus protagonistas principales, y más si tenemos en cuenta que Ford (siempre poniéndose en la boquilla con filtro de Dell Parsons, su narrador) ya nos cuenta en la primera línea el resumen de toooda la novela: “Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y luego lo de los asesinatos, que vinieron después.” ¡Muy arriesgado eso, amigo!

Situación: Año 1960, básicamente. Narrada en tiempo real en sus dos primeras partes, los quince púberes años de Dell Parsons, y en su tercera y más cortita como una reflexión del propio protagonista con la perspectiva del paso del tiempo, ahora que ejerce como profesor, sobre lo que fue su pérdida de la inocencia en ese archiconocido tránsito entre la primera adolescencia y la entrada al mundo adulto. Una novela con aires de clásico contemporáneo, ambiciosa a más no poder, bien escrita pero excesivamente lenta de ritmo y difícil de transitar en muchas de sus prolongadas etapas (no por su estilo pausado, que también, sino por su pesadez argumental), y en la que su mayor error sería el excesivo protagonismo otorgado a Dell, un chico sin muchas luces todo hay que decirlo, (también el personaje de Arthur Remlinger que comparte protagonismo con él una vez atravesada la frontera me parece fuera de contexto, como metido con calzador para botas de cowboy), en detrimento de lo que pudo haber dado de sí su hermana gemela Berner (que incomprensiblemente desaparece de la novela –un par de cartas mediante- hasta las últimas páginas…) y por supuesto de los padres: Bev y Neeva Parsons, que llevan el peso de esa 1ª parte, que en mi opinión es la mejor con diferencia, y a quienes el autor, asimismo, encierra en una celda de olvido injustificado.

No está mal en multilíneas generales -aunque las comparaciones sean odiosas McCarthy hubiera modelado mucho mejor este material fronterizo y norteño- , algunos pasajes me parecen realmente buenos –véase el estilo descriptivo del autor en espacios abiertos y cerrados del fragmento seleccionado-, pero personalmente esperaba más, bastante más…

*Valoración Personal: 6.8 sobre 10

Escrito por Krust hace mas de un año, Su votacion: 7