En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

CAÍDA Y AUGE DE REGINALD PERRIN

Tendencia a subir 6.75
4 votos
Portada de CAÍDA Y AUGE DE REGINALD PERRIN

Comprar CAÍDA Y AUGE DE REGINALD PERRIN en Amazon.es

Autor: DAVID NOBBS
Título original: The Fall and Rise of Reginald Perry
ISBN/ASIN: 9788415578161
Género: Narrativa
Editorial: IMPEDIMENTA
Fecha de publicación: 1975
Fecha de edición: 2013
Número de páginas: 368

Sinopsis:
Inspiradora de una de las comedias televisivas más famosas de todos los tiempos, Caída y auge de Reginald Perrin es una obra maestra del género humorístico en el ámbito anglosajón. Su protagonista, Reginald Perrin, es un hombre gris; un mediocre e infeliz ejecutivo de ventas cuarentón, que malgasta sus días en la empresa Postres Lucisol, sometido a un jefe estúpido para el que desempeña un trabajo alienante, mientras lleva una vida suburbana al lado de su esposa y una familia plagada de gorrones. Hasta que un día, entregado a continuas fantasías que le apartan momentáneamente del sopor, decide tirarlo todo por la borda y dar el gran paso: desaparecer sin dejar el menor rastro, simular su propio suicidio, y adoptar una segunda identidad para volver a comenzar desde cero.

Etiquetas: Adaptación TV

Ficha creada por Krust

 
Ordenar reseñas:

IMPOSIBLE FINAL
4.5 con 4 votos

Tras un verano casi ilegible (es decir, casi sin lecturas; jua, jua, vaya chiste malo, perdonádmelo... o no...), acabo de finalizar un libro que había medio empezado precisamente con vistas de "libro de verano".

Sí, lo confieso, mi motivación para la lectura de este libro es haberme llamado la atención en alguna infame lista del tipo "Los libros más divertidos de tu vida para alegrarte el verano" o similarmente bochornosa... Y tras la lectura, (re-iniciada y más en continuo ahora ya a la vuelta al curro), pues tengo que decir que no le veo en esa lista, pero que esto es posiblemente para su bien... salvo por el final.

Quizá es que el humor inglés no es precisamente el paradigma de la risa fácil, (o no le es para mí), e incluso en muchos casos ni siquiera el paradigma de la risa, (sin adjetivo). Quizá es que como buen libro con un toque humorístico, no hay mejor humor que la tragicomedia, pero claro tampoco es que te desternilles viendo la segunda mitad de La Vida es Bella. Quizá es que el que hace esas listas pues es el becario con veinte presiones editoriales además. O quizá, que soy un bicho raro...

El caso es que aunque no era lo que esperaba, en cuanto el libro empieza a rodar, (al principio me ha costado un pelín entrar en él), la agridulce descripción de la crisis de los cuarenta (en este caso concreto, pero trasladado al mundo español actual con "jóvenes" dejando el nido a los treinta, quizá es más crisis de los cincuenta y mucho, es decir, cuando tus propios polluelos han dejado tu nido), es francamente acertada. Tanto en los miedos y la absolutamente razonada e indiscutible causa de esos miedos, como en lo absurdas que son esas causas y nuestra "excusa" para emplearlas. Sí, porque nuestra sociedad es mayormente infumable, sí, porque la "intrascendencia" de (¿todo?) gran parte de lo que hacemos y vivimos es patente, pero ¿te imaginas algo mejor? ¿Realmente mejor? ¿Y en ese "algo mejor", no tendrías a la postre las mismas neuras? ¿No será que la causa de las neuras no está fuera sino dentro de ti? (Nada nuevo en el horizonte, pero, a la vez, tema en todo caso interesante).

Hasta aquí todo bien. De hecho posiblemente el voto que me habría sino natural ponerle es un 8. Pero el problema está en ese "happy ending" pasteloso que tira a la basura todo lo anterior. Y es que una vez que el libro se desmelena en esa absurda (y a la vez totalmente indentificable y comprensible) fuga, la verdad es que no sé cómo se podría haber hecho para terminarlo "bien". Coño, hasta La Vida es Bella acaba bien pero mal porque no es posible acabar bien-bien sin rozar el ridículo. Pero aquí al autor parece haberle temblado la mano en la parte tragi- del asunto y el libro se resiente totalmente por la inverosimilitud completa (y el atropello) de las últimas páginas.

Escrito por arspr hace 2 meses, Su votacion: 6