En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

ANTOLOGÍA DEL RELATO POLICIAL

6
2 votos
Portada de ANTOLOGÍA DEL RELATO POLICIAL

Comprar ANTOLOGÍA DEL RELATO POLICIAL en Amazon.es

Autor: JOSÉ SANTAMARÍA, PEDRO ALONSO, VV.AA.
Título original: Antología del relato policial
ISBN/ASIN: 9788431663452
Género: Novela negra, intriga
Editorial: VICENS-VIVES
Fecha de publicación: 1991
Fecha de edición: 1991
Número de páginas: 299

Sinopsis:
Se ha cometido un crimen. ¿Es la satisfacción intelectual que proporciona su averiguación lo que subyuga nuestro interés? ¿O quizá el sensacionalismo y la violencia de que se impregna el relato? Pues de todo hay, sin duda, cumplida muestra en este recorrido histórico por el relato policial, en donde encontramos los grandes temas del género (del "enigma de la habitación cerrada" al "crimen perfecto"), y por el que desfilan los más famosos detectives: el inimitale Sherlock Holmes, el duro y cínico Sam Spade o el infalible Ellery Queen. Aunque tal vez sea cierto que como dijera W. H. Auden, es el ansia de liberación del sentimiento de culpabilidad lo que nos impele a la lectura de estos relatos. Si así fuera, no lea el último de ellos: la víctima es usted.

Incluye:
Una cama terriblemente extraña - W. W. Collins
La banda oteada - A. Conan Doyle
El azar vengador - A. Berkeley Cox
La aventura de la acróbata ahorcada - E- Queen
Sólo pueden ahoracrle uan vez - D. Hammett
Hombre muerto - J. Cain
Si muriera antes de despertar - W. Irish
Gas de nevada - R. Chandler
Perro dormido - R. Macdonald
Curioso suicidio - P Highsmith
No mire atrás - F. Brown

Etiquetas: Antología, Cuento

Ficha creada por Tharl

 
Ordenar reseñas:

LA NOVELA CRIMINAL
5 con 5 votos

Odio la novela policiaca. ¿Entonces por qué leer un libro titulado “Antología del relato policial”? Bueno, para saber de qué hablo cuando hablo de novela policiaca. Y, al fin y al cabo, sí disfruté con El juez y el verdugo (Durrenmatt) y con Los diez negritos (Agatha Christie); aunque no soporte las aventuras de Sherlock Holmes ni del plagiado Dupin.

En el mejor de los casos la novela policiaca me parece un entretenimiento aristócrata, una adivinanza demasiado larga, un mero juego de ingenio. Es el caso de Berkeley Cox, contra quien es un placer jugar como caballeros, sin trampas por parte de ninguno. Queen y Doyle (en la antología recogen uno de sus mejores relatos) no juegan tan limpio, y no son tan entretenidos.

Pero lo mejor de la novela policiaca va más allá de sus obras particulares. Dirigió las miradas hacia el mundo criminal, los bajos fondos y aspectos del hombre que parecían no tener cabida fuera de la novela gótica; dio lugar a interesantes variantes, desde el thriller hasta la novela (y cine) negro pasando por la psicología criminal; perfeccionó y divulgó técnicas como el suspense y la intriga, aunque ya existían en toda su perfección, al menos la intriga, en la novela gótica de la que surge el género; y, por supuesto, dio lugar a una película formidable que redime el género a mis ojos titulada “La huella”.

Desde este punto de vista y a pesar de sus múltiples carencias cobran interés algunos cuentos. Es el caso de Hombre muerto (J. Cain) interesante por su representatividad de la psicología criminal; o Si muriera antes de despertar (W. Irish) una lección del suspense como motor narrativo cuándo no se tiene otra cosa.

Dejando a Chandler a un lado, Collins, Highsmith y F. Brown han sido las lecturas interesantes que hicieron que la antología mereciera la pena. Ninguno logra que me interese realmente por la novela criminal más allá de alguna futura incursión aislada; pero ahí quedan los personajes atrapados, de moral dudosa y autojustificativa de Highsmith, la atmósfera de Collins, y los experimentos con gaseosa de Brown.

El cuento que realmente disfruté fue Gas de Nevada, de Chandler. Sexo, avaricia, traiciones, crímenes, humo de cigarrillos, juego, alcohol y supervivencia, los ingredientes para toda buena historia del género negro narrados con maestría. Tampoco me entusiasma, pero es lo suficiente para hacerme querer leer algo más de este hombre.

Sigue sin gustarme la novela policiaca, pero admito que, de vez en cuando, el género de lo criminal tiene cosas interesantes.

Escrito por Tharl hace mas de un año, Su votacion: 6